(Foto referencial/ cortesía)
COMPARTE

Un médico del Hospital Doctor Raúl Leoni, en San Félix, resume el tema con una frase: “A medida que se incrementa la inflación, se incrementan las muertes por desnutrición”.
Su comentario, más que una relación entre variables, es una realidad que demuele cualquier tipo de conjeturas: entre el 17 de junio y el 4 de septiembre murieron por desnutrición 17 niños en el hospital de Guaiparo.

La cifra se suma al conteo del primer semestre del año: 24. En total, hasta principios de septiembre habían muerto de hambre 41 niños en ese lugar. Sin contar los decesos en otros hospitales, en donde los médicos no se atreven a hablar. Sin contar los que no mueren en ningún hospital, sino en sus casas. Sin contar, además, que el silencio estatal grita cuando deliberadamente oculta estas cifras, o cuando las camufla con la falaz causa de muerte de “paro respiratorio”.
Ante el escándalo, silencio

El médico, que resguarda su identidad por temor a represalias, detalla que 2017 ha sido exponencial en cuanto al hambre: si bien no igualan en número a los casos de desnutrición crónica, los casos de desnutrición aguda son más y son los que matan niños.

“Eso va directamente relacionado con la falta del alimento. Cada vez, las personas tienen menos posibilidades de adquirir alimentos a base de proteínas, alimentos que realmente tienen un valor nutricional y eso va a repercutir en la desnutrición. Cada vez hay más casos y cada vez son más severos”, afirma.

Leer más en El Correo del Caroní




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.