Referencial.

En 170 de los más de los más de mil 100 municipios colombianos hay riesgo de fraude o alteraciones del orden público por parte de grupos armados ilegales en las elecciones legislativas y presidenciales de este año, informó hoy la Misión de Observación Electoral (MOE).

Esa cifra representa una disminución del 34 % frente a las elecciones presidenciales y para el Congreso de la República de hace cuatro años, agregó la ONG.

“Los principales generadores de estos riesgos son la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y las disidencias de la exguerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC)”, dijo en rueda de prensa la directora nacional de la MOE, Alejandra Barrios.

En cuanto al ELN, la preocupación de la misión radica en la capacidad que tiene ese grupo insurgente para afectar el proceso electoral en los departamentos de Arauca (este), Boyacá (centro) y Chocó (oeste).

También, agregó el organismo, las disidencias de las FARC pueden entorpecer las votaciones en los departamentos de Guaviare (sureste) y Putumayo (sur), por lo que se sugiere hacer un monitoreo permanente.

Tras el análisis hecho por la Misión de Observación Electoral se determinó que existen siete regiones de Colombia en donde se concentra la mayor cantidad de riesgos.

Se trata del Catatumbo, zona del noreste del país y limítrofe con Venezuela afectada por la presencia del ELN así como de otros grupos ilegales dedicados al narcotráfico y el contrabando de gasolina; Arauca, Bolívar (norte), Chocó, Antioquia (noroeste), Nariño (suroeste) y la Orinoquía (sureste).

De otra parte, la MOE manifestó que le preocupa la estigmatización y la intolerancia que se presentan en la actual campaña electoral.

“Ese no es un tema que sea causado por grupos armados sino por los mismos ciudadanos que se están movilizando para evitar que se pueda hacer campaña tranquila y libremente”, denunció Barrios.

De hecho, agregó, la MOE rechaza tanto las agresiones a los candidatos del partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) como el caso del candidato al Senado Miguel Matus, del partido uribista Centro Democrático, quien denunció un plan del ELN para asesinarlo.

El candidato presidencial del partido FARC, Rodrigo Londoño, ha sido agredido en varias ciudades del país desde que comenzó su gira electoral el pasado fin de semana.

Piedras, huevos, tomates e insultos recibió el conocido durante su época de guerrillero con el alias de “Timochenko” en los departamentos de Quindío (centro) y Valle del Cauca (suroeste), en donde incluso fue necesario cancelar algunos actos y que la policía antidisturbios interviniera para controlar a los manifestantes.

Por su parte, Miguel Matus denunció que la Unidad Nacional de Protección (UNP) le informó que hay un plan para asesinarle, luego de haber recibido en otras ocasiones amenazas del ELN.

Al respecto, la directora nacional de la MOE puntualizó que “tanto los grupos armados como los ciudadanos deben entender que Colombia necesita avanzar hacia la realización de procesos electorales transparentes”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.