Foto: Archivo
COMPARTE

Garbiñe Muguruza, nacida en Caracas de padre español y madre venezolana, afirmó este viernes, tras clasificarse para los octavos de final del torneo de Roland Garros, en el que defiende título, que sigue la situación de su país natal, aunque siente que no puede hacer nada para que cambien las cosas.

“Está todo igual” que el año pasado, dijo la tenista en las instalaciones de Roland Garros, el mismo lugar en el que hace un año aseguró que lo que sucedía en ese país “es un horror” y que “nada de lo que está pasando es agradable”.

Un año más tarde Muguruza señala que se mantiene informada de la situación a través de su hermano, que vive allí, y de otros familiares. “Siempre me dicen cosas negativas”, comentó.

“Yo vivo una realidad muy diferente. Intento hacer mi vida e ir preguntando. Desde aquí poco puedo hacer para que cambie la situación”, aseguró




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.