Edin Dzeko (Cen) se lució para que la Roma le asestara un golpe a los napolitanos./Foto: AFP

El Nápoles cayó este sábado 2-4 en casa ante el Roma y, tras diez victorias consecutivas, ve peligrar su liderato en la Serie A italiana (Primera División), ya que el Juventus, segundo, le queda ahora a un punto de distancia con un partido por recuperar.

El Nápoles saltó al campo poco después de que un gol del argentino Paulo Dybala en el último suspiro le diera el triunfo al Juventus contra el Lazio (1-0) y, pese a adelantarse nada más empezar el choque, sucumbió ante un doblete del bosnio Edin Dzeko y los goles del turco Cengiz Under y el argentino Diego Perotti.

Tras recibir apenas dos goles en los últimos ocho partidos, los napolitanos se hundieron ante un Roma que dio una importante prueba de fuerza en uno de los campos más difíciles de la Serie A, lo que le permitió alcanzar momentáneamente la tercera plaza liguera.

El encuentro había empezado de la mejor manera para el Nápoles, que aprovechó su primera oportunidad clara para adelantarse gracias a Lorenzo Insigne, que remató un centro raso al suelo del portugués Mario Rui para subir el 1-0 al marcador (m.5).

Sin embargo, el Roma consiguió el empate de forma inmediata, en el 6, cuando un disparo de Under terminó entre las mallas tras un desafortunado toque de Rui, que superó al meta español Pepe Reina con una vaselina que entró por el segundo poste.

Al Nápoles le costó reaccionar y fue castigado en el 27 por Dzeko, que abrió su cuenta goleadora particular con un gran cabezazo tras un centro desde la banda derecha de Alessandro Florenzi que suponía el 2-1.

Los napolitanos subieron el nivel de su juego en la reanudación, pero no era su día: tras rozar el empate con un disparo de Insigne que se fue por pocos centímetros, el Roma logró el 3-1 de nuevo con Dzeko, que batió a Reina con un zurdazo desde fuera del área pegado al segundo poste (m.73).

Fue la diana que acabó con las esperanzas del Nápoles, que terminó recibiendo el cuarto gol en el 79, cuando un mal rechace de Rui fue aprovechado por Perotti para sentenciar el choque.

Con el resultado ya sentenciado, el belga Dries Mertens consiguió en el 92 el tanto del 2-4 definitivo, aunque no pudo evitar la segunda derrota liguera del año para el Nápoles.

A pesar de eso, los “azzurri” salieron del estadio San Paolo ante una ovación de sus aficionados, que consolaron a su equipo e intentaron darle confianza de cara a los próximos partidos.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.