Ryan Newman / Foto archivo

El piloto de la serie NASCAR Ryan Newman dijo que sufrió una lesión en la cabeza en su choque en la última vuelta de las 500 Millas de Daytona, el lunes pasado, pero no reveló detalles.

Newman habló de su lesión a través de un comunicado, que fue leído antes de la carrera de este domingo en Las Vegas Motor Speedway.

“Tuve la suerte de evitar cualquier daño a los órganos internos o fracturas de huesos”, indica el piloto en el comunicado.

“Sufrí una lesión en la cabeza por la que actualmente estoy recibiendo tratamiento”, afirma, y agrega que los médicos “han estado satisfechos con mi progreso en los últimos días”.

El piloto de 42 años tiene pensado volver a las carreras de autos, de acuerdo con Roush Fenway Racing, quien agregó que no hay fecha para su regreso.

Steve Newmark, presidente de Roush Fenway, dijo que Newman “ha expresado inequívocamente que aquí es donde quiere estar y quiere estar de vuelta en un auto de carreras”.

Roush Fenway dio su primer relato detallado de la terrible experiencia que comenzó cuando Newman, mientras lideraba la última vuelta de las 500 Millas de Daytona con retraso por la lluvia el lunes, se vio involucrado en un accidente que lo lanzó contra una pared, luego al aire, y quedó atrapado en su auto volcado incendiándose.

El auto de Newman fue golpeado por detrás, lo cual le hizo perder el control y se estrelló de frente contra el muro de contención, se volcó y cuando se deslizaba con el toldo sobre la pista, otro auto lo impactó y lo hizo volar y dar un giro en el aire, volviendo a caer sobre la pista, por la que se deslizó envuelto en llamas.

Newman fue hospitalizado el lunes por la noche en lo que los funcionarios de Roush Fenway llamaron una condición grave, pero no mortal.

Newmark dijo que no se enteraron hasta que el padre de Newman transmitió la información de los médicos aproximadamente dos horas después del accidente.

El piloto salió del hospital de Daytona Beach aproximadamente 42 horas después y apareció tomado de la mano de sus dos hijas pequeñas.

La foto de ese momento, dijo Newman en su declaración, era un testimonio de la organización Roush Fenway.

“Me construyó un automóvil no solo lo suficientemente rápido como para liderar los últimos segundos de las 500 Millas de Daytona, sino lo suficientemente fuerte como para hacer su trabajo bajo condiciones de impacto severo, lo que me permitió sobrevivir al accidente”.

“Estoy en deuda con cada uno de ustedes y es poco probable que alguna vez pueda expresarles adecuadamente el esfuerzo diligente con el que realizan su trabajo artesanal que nos ha ayudado a mí y a mi familia”.

“Espero que se enorgullezcan de la fotografía cuando se me ve saliendo del hospital de la mano con mis hijas el miércoles. Gracias. No puedo esperar para volver a su auto de carreras”.

Newman tiene la intención de competir por el campeonato de la Copa 2020 esta temporada, dijo Newmark, y planea pedirle a NASCAR una exención para calificar para los ‘playoffs’ una vez que esté médicamente autorizado para regresar.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.