Angélica Rivera salió este lunes muy temprano de si vivienda, ubicada en Bicentenario I, al sur de Valencia, con un único objetivo: Vender al menos un conjunto de ropa deportiva para poder comprar algunos productos alimenticios.

Para Rivera, de 70 años, el llamado a quedarse en casa durante la semana de cuarentena radical por COVID-19, no es una opción. No tiene otra alternativa que salir a trabajar porque su despensa está vacía.

“No tenemos comida en la casa, entonces viene la pandemia, estamos débiles y nos morimos”, expresó mientras sostenía un par de monos deportivos que vende en 5 dólares desde unas esquina en el centro de la capital carabobeña.

Desde este lunes 17 de agosto, el país entró en el esquema de siete días de cuarentena radical, en el que solo están autorizados para abrir sus puertas los expendios de alimentos y medicinas. Los trabajadores de sectores no priorizados deberán procurar mantenerse en sus casas.

Todo esto se traduce en un problema para Rivera y sus compañeros vendedores informales, debido a que los policías no les permiten estar en las calles vendiendo. “Si nosotros no salimos a trabajar, no comemos, no tenemos para la medicina ni nada. Si nos enfermamos de la pandemia, no tenemos cómo comprar la medicina”.

En la entrada de la avenida Lara estaba Carmen Rivas, que aunque no es vendedora informal, salió de su casa a abastecerse de comida.

No importa cuántas veces se suba a una camioneta de pasajeros, su temor es el mismo: contagiarse de COVID-19. Señaló que pese a la semana de cuarentena, en los autobuses no se respeta el distanciamiento físico. “Esas camionetas van full, con gente guindando de la puerta. Aparte que nos cobran el doble del pasaje, nos están montando gente una encima de la otra”.

Comercios abiertos

A pesar de que la mayoría de los comercios estaban cerrados, en el centro de Valencia y la avenida Lara se observaron algunos locales abiertos de venta de calzado y ropa, así como peluquerías con la santamaría por la mitad.

"No tenemos comida en la casa": Carabobeños rompen la cuarentena en busca de alimentos
(Foto Rosimar Sánchez)
"No tenemos comida en la casa": Carabobeños rompen la cuarentena en busca de alimentos
(Foto Rosimar Sánchez)
(Foto Rosimar Sánchez)

Mercados municipales cerrados

Como es costumbre en la semana de cuarentena radical, la Alcaldía de Valencia decretó el cierre de los mercados municipales y a cielo abierto en todo el municipio por un lapso de siete días.

Hasta el próximo domingo 23 de agosto permanecerán cerrados los mercados Periférico La Candelaria, Plaza de Toros, Goajiros, La Isabelica, Mercacenter y Merca Norte, al igual que todos los comercios aledaños en una distancia máxima de 400 metros.

En el comunicado, la Alcaldía de Valencia explicó que la medida se tomó con el único propósito de evitar la propagación del COVID-19.

En Carabobo, hasta la tarde de este lunes se registran 450 casos positivos de COVID-19, según estadísticas del sistema patria.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.