foto referencial

El paro no presencial, que por 48 horas convocó el Comando Intergremial de la Universidad de Carabobo, se cumple a medias porque hay un sector de los trabajadores que no está de acuerdo con esta medida, por considerar que se le hace el juego al Gobierno Nacional.

En visita a El Carabobeño, José Francisco Jiménez, secretario general de la Asociación Sindical de Empleados de la UC y otros representantes de ese gremio, indicó que un buen número de trabajadores ha acudido a cumplir co sus labores, lo cual se agradece.

Refirió que con el llamado a paro hecho por el  Comando Intergremial, se vulneró lo acordado en la última asamblea donde quedó claro que el paro no es un método de lucha aplicable en estos momentos.

Según indicó, en la asamblea se estableció que se deben realizar las acciones de calle necesarias para sumar todas las voluntades posibles, no solo a nivel de la universidad sino de todos los sindicatos del país, en vista de la situación salarial que toda la clase trabajadora tiene.

Jiménez precisó que convocar paro no presencial en la actualidad, es seguirle el juego al gobierno. En su opinión, el gobierno está utilizando a estos gremios oficialistas que convocan a paro para afianzar una estrategia nacional de desmovilización de la clase trabajadora, y sobre todo de la universitaria que se ha manifestado en contra de las tablas salariales.

El dirigente apuntó que el gremio que representa rechaza esta práctica porque pensamos que en la unidad de la base de los trabajadores y en la presencia activa en las calles es que podemos recuperar nuestros espacios de lucha, no en las casas ni en los parques.

Cuestionó la metodología impuestas por el gobierno, de realizar mesas de trabajo para solventar el problema de las tablas salariales, porque tienen dos semanas realizándose y no tienen ningún avance.

“Los voceros oficiales del gobierno nos han dicho que esa situación se va a mantener, por lo que queremos decir que la clase trabajadora universitaria no está dispuesta a llegar a diciembre con un salario de hambre”.

Francisco Jiménez adelantó que la próxima semana, junto con sindicatos y asociaciones gremiales de todo el estado, se anunciará un plan de lucha para la recuperación de la fuerza de los trabajadores en la calle.

Insistió en que con un sueldo de mil 800 bolívares soberanos no se puede vivir en Venezuela. “Es aberrante que una persona que ha trabajado toda su vida, reciba esa cantidad que no alcanza sino para comprar tres productos de la cesta básica”.

 

 

 

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.