COMPARTE
Por: Gustavo Velutini Luning – @cinefilo50
Este 10 de julio se cumplen dos años del fallecimiento del legendario Omar Sharif, quien pereció a los 83 años de edad a causa de un infarto que le sobrevino estando internado en un hospital de la ciudad de Heluán (en Egipto), donde llevaba casi un mes ingresado debido al mal del Alzheimer.
El actor comenzó a padecer tal enfermedad a comienzos del 2013, misma que se agudizo a finales del 2014, hasta el punto de impedirle estar presente en el funeral de su ex esposa la actriz Faten Hamama quien murió el 15 de enero del 2015.

Ante la ausencia de Omar en los servicios fúnebres de Faten, el hijo de ambos, Tarek Sharif converso con la prensa egipcia, afirmando: “A raíz del mal que sufre mi padre, él no estará acá. El ni si se inmutó ante la pérdida de mi madre. Por ello no hay declaraciones de él. Debo decir, he estado diciéndole de la muerte de su gran amor, Faten, y aun así después de reiterárselo, me pregunta: ‘¿Cómo está Faten?. Es evidente que nunca mejorará y que irá a peor, debido al Alzheimer”.
Omar y Faten se conocieron en el rodaje de una película, para posteriormente contraer nupcias en 1955, luego de que él renunciara a la religión cristiana. De esta unión nació Tarek, en el año 1957.
En 1974 se acaba el matrimonio, pero en todo momento conservaron una buena amistad, para la fortuna de su hijo Tarek, y sus tres nietos.
Omar Sharif fue enterrado el 12 de julio del 2015, en el mausoleo de su familia en el cementerio Sayeda Nafisa, en el este de El Cairo.

DE EGIPTO A LOS EEUU

“Omar Sharif” era tan sólo un nombre artístico, este actor de origen sirio-libanés se llamaba realmente Michel Demetri Chalhoub y nació el 10 de abril de 1932 en Alejandría, Egipto. Ahí transcurriría sus primeros años de vida antes de su internacionalización.
Desde muy joven deseo ser actor, pero antes de dedicarse a ello, Michel estudio dos carreras en la Universidad de El Cairo, licenciándose en Matemáticas y Física, para luego ingresar a la Royal Academy of Dramatic Art en Londres.
Regresa a su país con apenas 21 años, para comenzar su carrera, justo en 1953, cuando rodo “Siraa Fil-Wadi”, al lado de Faten Hamama.

Este comienzo prometedor ayudó a Omar a triunfar, convirtiéndolo en el galán de moda del cine egipcio, hasta que en 1962 trabaja en la superproducción extranjera, “Lawrence de Arabia”, dando vida al príncipe Ali. Este desempeño artístico fue aplaudido por la crítica y el público, ayudándolo a entrar a Hollywood por la puerta grande, debido a que gracias a ese film fue candidato al Oscar a Mejor Actor de Reparto y ganador de un Globo de Oro, en igual categoría, por el mencionado largometraje.

Tres años más tarde consigue un segundo Globo de Oro y el estrellato definitivo, gracias al film  “Doctor Zhivago”, donde encarno a Yuri.

Seguidamente Omar Sharif, vive gratos momentos de éxitos, tras filmar “The Yellow Rolls-Royce”, las épicas “La conquista de un imperio” de Anthony Mann (64) y “Gengis Khan” (65), “Las aventuras de Marco Polo”, “Funny Girl” (68), “Che” (69); “La semilla del tamarindo” (73); “Funny Lady” (75), “Ashanti” (79), “Inchon” (1981), etc.
Omar llego a trabajar por más de seis décadas, teniendo en su haber más de cien filmes, a lo que se suman algunas teleseries.
A finales de los 80 y la década del 90, Omar Sharif no tuvo relevantes éxitos, pero si un buen número de papeles secundarios, como el visto en “Los 13 guerreros” con Antonio Banderas (1999).

En el 2003 la carrera de Omar recibe un nuevo impulso, por el film francés “El señor Ibrahim y las flores del Corán”, por la cual gana un premio Cesar a Mejor Actor. Paralelamente Omar Sharif opto al premio Satellite Awards, a Mejor Intérprete de Reparto (perdiéndolo). Posteriormente co-protagoniza la cinta de aventura “Hidalgo” al lado de Vigo Mortersen, bajo la dirección de Joe Johnston (2004).

Después de estos éxitos, Omar Sharif opto por una vida más tranquila y nómada, como el mismo lo afirmara en un par de ocasiones a la prensa mundial, diciendo: -“Me he convertido en nómada, porque yo sólo vivo en hoteles y sólo como en restaurantes“.
Pero a pesar de todo, seguía aceptando una que otra oferta de tv y cine, fue así como regreso a Egipto para filmar “Hassan wa Morcus” y “Al Mosafer” (2008), en Francia rueda “J’ai oublié de te dire” en el 2009, siendo su último gran protagónico, luego de que empezaran a manifestarse los primeros síntomas del alzhéimer.
No sería hasta el 2013, cuando su hijo Tarek, hacia pública la noticia de la enfermedad de su padre
A pesar de ello Omar, regreso al cine en el 2013 con un pequeño rol en “Rock the Casbah” y en “Un château en Italie”, donde se interpretó así mismo. Además pudo realizar el corto “1001 Inventions and the World of Ibn Al-Haytham”, constituyéndose en su último trabajo, a las ordenes de Ahmed Salim (que finalmente se estreno en el 2015).

Definitivamente falleció un icono del cine épico de los años 70, el perfecto Genghis Khan, el doctor Yuri, Marco Polo o el príncipe Ali, pero también se le recordara por ser un conyugue arribista en “Funny Girl”, el Che Guevara en el “Che”, Federico Fendi en “The Appointment” o simplemente por el tendero musulmán de la poética “El señor Ibrahim”.
En 2003 fue galardonado con un premio honorifico, a toda su carrera, recibiendo El León de Oro, del prestigioso Festival Internacional de Cine de Venecia.



Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.