Efraín Alegre, líder del Partido Liberal.(Cortesía)
COMPARTE

El Partido Liberal y el Frente Guasu se posicionan como la mayor amenaza al oficialista Partido Colorado en las generales de 2018 en Paraguay, con la alianza forjada esta semana, un ejercicio de realpolitik tras su anterior y traumática asociación, que derivó en la destitución del expresidente Fernando Lugo.

La alianza, propiciada por Lugo y por el presidente de los liberales, Efraín Alegre, da al principal partido de la oposición la llave de captación de votos que rompan su techo electoral, que en solitario siempre se mostró insuficiente para frenar al Partido Colorado, tradicional dueño y señor de la política paraguaya.

Y brinda al Frente Guasu, el referente de la izquierda paraguaya, la posibilidad de introducir su base programática en un supuesto nuevo Gobierno, con sus banderas de reforma agraria, educación y salud pública gratuitas, lucha contra la pobreza o reforma tributaria.

El segundo intento de las dos formaciones de gobernar juntos se consiguió también tras la incorporación del periodista Leonardo Rubín, que a propuesta del Frente Guasu será el candidato a la vicepresidencia en esa alianza.

Rubín acompañará así al candidato a la Presidencia de los liberales, que se decidirá en diciembre, en las internas del partido, y en la que competirán Alegre, Mateo Balmelli, Martín Sannemann y Herminio Ruiz Díaz.

Así lo decidió esta semana el Directorio del Partido Liberal, que se decantó por esa fórmula tras haber considerado antes la opción de un candidato de Avanza País, partido de izquierda que cuenta con dos senadores.

Quedan por tanto atrás los recelos causados por la hiriente salida del poder de Lugo, quien en 2008 fue elegido presidente gracias a la coalición formada por liberales, Frente Guasu y otras fuerzas de izquierda.

Cuatro años después, Lugo fue destituido en un juicio parlamentario, lo que llevó a la Presidencia al entonces vicepresidente, el liberal Federico Franco, quien se desempeñó hasta 2013, cuando las elecciones llevaron al Gobierno al Partido Colorado y elevaron a Horacio Cartes a jefe del Ejecutivo.

Se pasa también página a otras importantes diferencias creadas este año, cuando el Frente Guasu apoyó la propuesta de los colorados de aprobar una enmienda constitucional para permitir la reelección presidencial, prohibida por la Constitución.

Con ello los colorados buscaban la reelección de Cartes y el Frente Guasu la de Lugo.

El proyecto quedó enterrado, por decisión de Cartes, tras las protestas contra la enmienda que desembocaron en el incendio de parte del edificio del Congreso y el asalto de la Policía a la sede del Partido Liberal, donde murió un joven militante, presuntamente por disparo de un agente.

Los hechos agrandaron el divorcio entre el Frente Guasu y el sector oficialista del Partido Liberal, que acusaron a los primeros de violar la Constitución, una brecha que ha sido superada ante la rotunda realidad de que por separado no ganan unas elecciones generales.

“Es la constatación (el acuerdo) de que había que hacerlo, sino los liberales estaban fritos y el Frente Guasu también se dio cuenta de esa necesidad”, dijo a Efe el analista político Alfredo Boccia.

El analista señaló además que la alianza puede sumar nuevas adhesiones de fuerzas de izquierda que se desligaron del proyecto del Frente Guasu tras la destitución de Lugo.

De hecho, una de esas ellas, Avanza País, a la que pertenece el intendente de Asunción, Mario Ferreiro, ya ha apoyado esa alianza de cara a impedir la victoria de los colorados.

Según Boccia, ello obliga a los conservadores a cerrar filas tras sus internas en diciembre, en las que disputarán la candidatura a la Presidencia Santiago Peña, el exministro de Hacienda que respalda Cartes, y el denominado sector disidente del Partido Colorado, que lidera el senador Mario Abdo Benítez.

Al margen del caudal de votos que pueda sumar la nueva alianza, en la que será determinante la habilidad negociadora de Rubín, lo significativo es que el escenario electoral ya no es el mismo que hace una semana.

“Se complica la cosa al Partido Colorado y las elecciones ya no serán un paseo para ellos porque se van a enfrentar a la mayor fuerza opositora”, señaló Boccia. 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.