(Cortesía)

El Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP) denunció este miércoles que  19 presos que estaban en la cárcel de Cumaná, estado Sucre, y fueron trasladados a la prisión de El Dorado, estado Bolívar, bajaron entre 30 y 50 kilos.

“Llegaron pálidos, cadavéricos y muertos de hambre”, describe reseña el portal de la ONG bajo la dirección del abogado, Humberto Prado.

Los privados de libertad llegaron el 10 de junio al Internado Judicial de Cumaná, donde 18 de ellos fueron rechazados pero antes de retirarlos los golpearon salvajemente. Uno de ellos fue recibido pero estaba muy enfermo y a los tres días de haber llegado murió de un presunto paludismo, dijo.

José Agustín Astudillo Dimas (31) fue preso del Internado Judicial de Cumaná, donde permaneció por tres años, pero hace dos años y medio que lo trasladaron a El Dorado, su familia no lo visitaba, relataron algunos compañeros de dicho penal al equipo del Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP).

Además comentaron que era poco lo que comía, pues la comida que recibían era de muy mala calidad. En ocasiones eran bollos solos, otras veces agua de arroz o agua de lenteja. Eso también era lo que comía  toda la población carcelaria en la máxima.

Estos reclusos estaban en ese penal con anterioridad ,pero el 25 de junio del 2018 luego de participar en un motín donde sometieron a trabajadores los trasladaron. 24 presos fueron para El Dorado y siete internos entre los que estaban los líderes del penal a Vista Hermosa, ambos penales ubicados en el estado Bolívar.

Golpeados y aislados

De los 18 presos trasladados ahora Puente Ayala trascendió que tras ser brutalmente golpeados, al llegar a Sucre se encuentran completamente aislados. Sus familiares y ellos temen por su vida, los han tildados de negativos e inclusos existen traslados de amenazas al Rodeo o al estado Lara.

El OVP a través de su coordinador general Humberto Prado ha denunciado reiteradamente este tipo de violaciones como son los traslados de presos como forma de castigo de un penal a otro, alejándolos de su penal de origen, causando un retardo en sus procesos judiciales, la mala alimentación que existe en cada recinto carcelario, así como la falta de atención médica y el brote de enfermedades en los penales.

Humberto Prado por su parte destaca que cada muerte, cada hecho y cada violación de los derechos humanos que se registra dentro de los penales venezolanos, son responsabilidad del Ministerio de Asuntos Penitenciarios.

Prensa Observatorio Venezolano de Prisiones




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.