Foto: Jim McIsaac - Getty Images.

Éxito completo del béisbol hispano con el primera base de los Mets de Nueva York, Pete Alonso, nombrado ganador del premio de Novato del Año en la Liga Nacional.

Aunque su celebración no pudo ser completa al quedarse a un solo voto de conseguir el premio por unanimidad, algo que al toletero de los Mets no le preocupa.

“Tan sólo ganar el trofeo es una bendición, sin importar si lo logras o no en forma unánime”, matizó Alonso.

Alonso, de 24 años, lideró las Grandes Ligas con 53 cuadrangulares en la campaña, y recibió 29 de los 30 votos al primer puesto. El otro voto fue para el abridor Mike Soroka, lanzador derecho de los Bravos de Atlanta.

El total de cuadrangulares de Alonso superó por uno el récord para un novato, establecido en 2017 por Aaron Judge, de los Yanquis de Nueva York.

Alonso se convirtió en el emblema de los Mets, por su poder, personalidad y filantropía –donó 100.000 dólares de su premio de un millón por el Derbi de Jonrones a organizaciones caritativas que ayudan a soldados heridos y a trabajadores de emergencias.

El campocorto dominicano Fernando Tatis Jr., de los Padres de San Diego, acabó el tercer lugar de la votación en el Viejo Circuito.

Los Mets disgustaron a sus seguidores al final de la campaña de 2018, cuando colocaron a Alonso en la Triple A, tras mencionar que no jugaba suficientemente bien a la defensiva en la inicial.

Alonso llegó a los entrenamientos de pretemporada en una lucha con Dominic Smith por la titularidad.

De hecho, no sabía siquiera si se quedaría en la nómina para el juego inaugural. Fue nombrado titular un día antes de que iniciara la campaña regular.

Y se convirtió en un astro al instante. Durante marzo y abril, bateó para .292 con nueve cuadrangulares, 26 impulsadas y un OPS de 1.024.

Usó una gorra que decía “100%”, durante la transmisión en que se le anunció como ganador del premio. Al final, no obtuvo ese 100% de los votos.

De todos modos, mostró su habitual sonrisa, tal como cuando sus compañeros le arrancaron el jersey, tras gestionar un boleto que puso fin a un juego en septiembre.

“No me quitaré la camisa en esta ocasión”, bromeó. “Gracias a ellos precisamente pudo conseguir el premio”.

Alonso reiteró que estaba muy feliz por el premio conseguido, pero su gran objetivo estaba más allá de los premios individuales.

“Estoy muy contento con la temporada que tuve”, valoró Alonso. “Pero el objetivo final es ganar una Serie Mundial. Quiero ganar una Serie Mundial y ayudar a los Mets de Nueva York a levantar ese trofeo a fin de año”.

Alonso destacó que con el nuevo manejador, el puertorriqueño Carlos Beltrán, el equipo llegará más motivado que nunca para conseguir ese objetivo.

“Siento que las cosas individuales van a venir con eso porque me mantengo a la altura de las altas expectativas. Voy a seguir subiendo de nivel … El próximo año quiero ser más dinámico y solo quiero ayudar al victoria del equipo”.

Además reiteró que se sentía muy bien jugando en Nueva York con los Mets y que esperaban tener una gran temporada.

“Me encanta jugar para los Mets”, subrayó Alonso. “Amo la pasión de los fanáticos y quiero poder corresponder eso porque hay personas que solo pueden ir a un juego de pelota al año. Quiero jugar duro entre líneas cada acción”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.