Presidentes de Argentina y Brasil mantuvieron diálogo por primera vez
/ Foto: Cortesía

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, y el de Brasil, Jair Bolsonaro, enfrentados políticamente, mantuvieron el lunes un diálogo por videollamada, en el primer encuentro privado de ambos desde la asunción del líder argentino, informó el gobierno en Buenos Aires.

El contenido de la conversación entre los mandatarios no trascendió, pero la presidencia dijo que se realizó la ceremonia del Día de la Amistad entre ambos países, que evoca el embrión del Mercosur, con el encuentro de los expresidentes Raúl Alfonsín y José Sarney en Foz de Iguazú, hace 35 años. Sarney participó del acto en teleconferencia.

“Es un día muy importante para Argentina y Brasil y para todo el continente, porque por primera vez empezó a pensarse en la integración del continente”, dijo Fernández al evocar la fecha.

Bolsonaro, según el parte de prensa, subrayó que “el Mercosur es nuestro principal pilar de integración” y pidió generar “mecanismos más ágiles y menos burocráticos”. También llamó a profundizar el turismo entre las dos naciones.

Diferencias abismales

Fernández lidera una alianza de peronistas de izquierda y de derecha, con diferencias abismales en políticas económicas, salud y sociales comparadas con las del ultraderechista gobierno brasileño.

El jefe de Estado argentino apuntó: “Celebro este encuentro para darle al Mercosur el impulso que está necesitando y es imperioso que Brasil y Argentina lo hagan juntos”.

Fernández exhortó a dejar “las diferencias del pasado y encarar el futuro con las herramientas que funcionen bien entre nosotros”.

“Seguimos avanzando en materia de seguridad y fuerzas armadas, y tenemos que trabajar juntos en el tema ambiental, que es un asunto que nos preocupa mucho. Debemos hacer un acuerdo de preservación. Tenemos oportunidades en el desarrollo para proveer de gas a Argentina y a Brasil”, agregó.

Bolsonaro puntualizó: “Nuestras fuerzas armadas tienen una excelente integración. Fortaleceremos nuestra integración en las industrias de la defensa y avanzaremos en la lucha contra el narcotráfico y el crimen trasnacional”.

Mala relación

La relación entre ambos mandatarios empezó mal antes de que asumiera Fernández, en diciembre de 2019. El brasileño lo insultó en sus redes sociales y afirmó que en Argentina se venía “el zurdaje” (izquierda).

En una entrevista con la televisión, Fernández le respondió: “Es un racista, misógino y violento”.

El momento más tenso fue cuando Fernández, aún candidato, visitó en una cárcel de Curitiba a su amigo, el expresidente Lula da Silva.

“Brasil no merece tener una mancha como es la detención de Lula. El pueblo brasileño no lo merece”, dijo el argentino.

Bolsonaro lo tomó como una intromisión en la vida interna brasileña.

“Argentina se está yendo rápidamente hacia un régimen similar a Venezuela”, dijo el brasileño después de asumir su par. Hubo cruces de notas diplomáticas, pero las agresiones se atenuaron al declararse la pandemia del coronavirus.

© Agence France-Presse




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.