Foto: AFP
COMPARTE

La selección volvió al estado más futbolero del país. Es un hecho, este jueves a partir de las 5:00pm rodará la pelota  por la decimoquinta jornada de las Eliminatorias al Mundial de Rusia 2018 en un remodelado Polideportivo Pueblo Nuevo. En la cancha estarán dos selecciones y dos realidades; Colombia solo le saca dos puntos al quinto lugar y quiere puntear para mantenerse en la zona de clasificación directa. Venezuela con sus chamos es puro orgullo y pundonor, no hay matemática que ilusione al país, lo que presenta Dudamel es una renovación que mostrará su primera página en San Cristóbal.

No fue sencillo. Regresar a una tierra que históricamente recibió a su equipo nacional, no fue cosa fácil, la FVF y la institución que hace vida en el estado andino, hicieron distintos esfuerzos para disputar la jornada 15 en el suelo fronterizo; la situación crítica que vive Venezuela hizo que se modificara toda la logística inicial. La Vinotinto tuvo dificultades para llevar a cabo los múltiples módulos de trabajo que son recurrentes en los procesos de Dudamel. Colombia tendrá que viajar de Barranquilla a Cúcuta y luego pasar por tierra la frontera, donde será recibido por las autoridades nacionales que los escoltaran hasta el lugar de concentración.

Una aventura que durará mucho más de 90 minutos, por tres puntos que pueden tener distintas connotaciones en ambos banquillos. En lo deportivo es un clásico, no solo por la proximidad, sino por la intensidad con la que este tipo de encuentros se ha disputado en los últimos años, con varias victorias criollas que forman parte de ese crecimiento acelerado que vivió el balompié nacional.

Los dirigidos por Rafael Dudamel no tienen posibilidades de ir al mundial, pero está pendiente una tarea fundamental; retomar la competitividad que se perdió en el inicio de estas eliminatorias. 23,4 años es la media que presenta esta versión del equipo nacional, la renovación es la principal característica de la convocatoria, no solo los siete mundialistas sub-20 presentes, también los jugadores jóvenes que hacen vida en el futbol sudamericano que recibieron su oportunidad, caso Chancelor.

Los cafeteros llegan segundos en la tabla pero sin margen de error. James Rodríguez pese a estar convocado, no podrá disputar minutos en el compromiso ante Venezuela. El equipo de Pekerman tiene una gran cantidad de futbolistas que hacen vida en el continente americano; hasta 15 jugadores se distribuyen entre Colombia, Argentina, Paraguay, México y Brasil.

Antecedentes

El historial por eliminatorias entre ambos conjuntos es extremadamente parejo. Desde el año 2000, han disputado nueve compromisos. Venezuela ganó en tres oportunidades, Colombia hizo lo propio y empataron en esa misma cantidad de ocasiones. Eso habla de lo disputado que es el duelo entre los países vecinos.

La última vez que se enfrentaron fue en Barranquilla, precisamente en el compromiso de ida de estas eliminatorias al Mundial de Rusia 2018.  Venezuela tuvo dificultades en la primera mitad, los errores defensivos seguían siendo una constante en el equipo patrio, sin embargo la pierna zurda de Juampi Añor estrelló una pelota al travesaño y la mano izquierda de David Ospina le negó otra muy clara a Josef Martínez. Al 45, James con su derecha puso el 1-0 tras un error de posicionamiento de la zaga criolla.

La segunda parte tuvo aroma cafetero, los locales le pasaron por encima al conjunto de Dudamel y en el 80, Wilker Ángel se barrió en el área, el juez sentenció el penal y le sacó la segunda amarilla al central nacional, desde el punto penal, llegó el definitivo 2-0. En el epílogo otro venezolano expulsado y  James Rodríguez tuvo el 3-0 desde los doce pasos pero Dani Hernández evitó la goleada.

“No es un trámite”

El capitán y referente de la selección venezolana de futbol, Tomás Rincón, dejó muy claro a través de sus redes sociales que el compromiso de este jueves ante la oncena colombiana “no es un trámite”. La importancia del compromiso no son los tres puntos, pero no puede pasar desapercibida la oportunidad que tienen los subcampeones mundiales de mostrarse en un escenario de primer nivel.

Venezuela cuenta con una generación que jugó una final de un torneo FIFA, ese no es un detalle menor. El encargado de llevar las riendas en el Mundial de Corea en la categoría Sub-20, es el mismo que estará en la raya el próximo jueves para dictar indicaciones a los futbolistas.

La juventud debe tomar las riendas

Infografía: Freddy Medina

El plantel que presenta el cuerpo técnico nacional es coherente y adecuado al cambio generacional que exige el balompié venezolano, no solo son los siete representantes de la delegación que hizo historia en tierras asiáticas, es un conjunto de elementos que apenas tienen un par de años más y que han figurado en cada uno de los equipos donde les tocó estar.

En el arco no hay discusión. Wuilker Fariñez tiene 19 años y parece que lleva toda una vida defendiendo la meta nacional. Los que acompañan en la convocatoria son de muy corta edad, José Contreras solo 22 años y gran relevancia en uno de los equipos más importantes del país, el Deportivo Táchira. Carlos Olses es el principal candidato a tomar el testigo que deja Wuilker en la sub-20, el guardameta tiene 16 años y va a tomar el roce necesario para llegar con más jerarquía a las concentraciones de su categoría.

La zona defensiva está en deuda, ¿Por qué?; no se está considerando que lo mejor en el campeonato mundial fue la defensa, Nahuel Ferraresi y William Velásquez estuvieron impecables, además, Ronald Hernández fue el mejor lateral derecho de la competencia. Sin embargo, con lo que plantea Dudamel, por actualidad y de derecha a izquierda, la composición debería ser: Alexander Gonzalez, Jhon Chancellor, Jose Velásquez y José Hernández. Las alternativas del campeonato local son Pablo Camacho y Edwin Peraza, del viejo continente Rolf Feltscher, Víctor García y Mikel Villanueva y de Asia, Rubert Quijada.

En la mitad de la cancha radica el mayor potencial de este grupo de jugadores que hacen soñar al país con ir a la cita mundialista de 2022. Tomás Rincón y Yangel Herrera, doble cinco clásico del conjunto venezolano, el sub-20 jugando como 8 en ataque y el capitán dando equilibrio en la medular. Más adelantados, en una línea de tres y de derecha a izquierda, Samuel Sosa, Yeferson Soteldo y Rómulo Otero. El zurdo del aurinegro con perfil cambiado para jugar por dentro, bien sea aprovechando su comprobada pegada con su pie hábil o para juntarse con Yangel y Soteldo. Precisamente Yeferson, el de Huachipato, tal vez el más talentoso de todos, iría suelto en la mitad, como una especie de enganche pero con libertad para finalizar jugada o incluso darle salida al equipo. Por izquierda y con la misma función que Sosa, el “escorpión” Otero; tres rápidos en ofensiva pero que también pueden combinarse para tener la pelota.

Las alternativas son de sobrada calidad. Arquimides Figuera, que está desempeñando gran papel en el futbol peruano. Junior Moreno, que fue el eje central de Zulia bicampeón y que en los amistosos en junio mostró madera para estar en la selección. Francisco Flores, mundialista de 2009 que mantuvo regularidad en el medio local sobresaliendo en sus equipos. Jhon Murillo, Jeferson Savarino y Darwis Machís, tres con características similares; rápidos, habilidosos y que son parte de un gran grupo de criollos en el extranjero. Finalmente la figura venezolana en Corea, que debutó con gol en la Bundesliga y que se pierde de vista, Sergio Córdova.

En ofensiva hay candidatos. Por prototipo, se podría pensar que el 9 se debate entre Chhristian Santos, Salomón Rondón o Edder Farías, sin embargo, por lo que se planteó en los párrafos anteriores, un equipo rápido con mucha movilidad y juego por dentro, el indicado es el elemento del Atlanta United, Josef Martínez. Ronaldo Chacón acompaña a las variables descritas previamente y completa la convocatoria de Rafael Dudamel

Los que están en negritas deberían ir desde el inicio. 4-2-3-1 sería el formato en el que los 11 jugadores resaltados intentaran cautivar con buen fútbol a un Polideportivo Pueblo Nuevo que estará completamente lleno.

DUDAMEL: NOS JUGAMOS EL PRESTIGIO DE LA SELECCIÓN

Foto: AFP

El Director Técnico de la Selección venezolana de fútbol Rafael Dudamel compadeció ante los medios de comunicación la tarde de este miércoles en la ciudad de San Cristobal. El merideño sostuvo lo mencionado por Tomás Rincón y resaltó la importancia del compromiso: “Estos cuatro partidos que nos quedan por disputar no son un trámite para nosotros. Nos jugamos el prestigio de la selección nacional. No es cierto que no tengamos nada que perder, así estemos de últimos tenemos mucho por jugarnos”, sentenció el mandamás vinotinto.

El pitazo inicial será a las cinco de la tarde hora venezolana y lo ejecutará el brasileño Wilton Pereira. Pueblo Nuevo mostrará su mejor cara tras las distintas remodelaciones que llevó a cabo la directiva del Deportivo Táchira, como preparación para recibir al combinado nacional luego de cuatro años.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.