Las sanciones y las deserciones diplomáticas aislan más a la junta birmana
/ Foto: Reuters

La junta militar de Birmania (Myanmar) se encuentra más aislada tras las sanciones de Estados Unidos contra dos conglomerados económicos controlados por el Ejército, así como las deserciones de diplomáticos birmanos y las medidas de plataformas como Facebook y Youtube.

En medio de las condenas internacionales a la represión en Birmania, el Consejo de Seguridad de la ONU tiene previsto una reunión este viernes en la que abordará la situación en el país, donde más de 50 manifestantes prodemocráticos han muerto por disparos de policías y soldados desde el golpe de Estado del pasado 1 de febrero.

El Departamento de Comercio de Estados Unidos presentó el jueves restricciones a las exportaciones a Birmania, que incluyen a Myanmar Economic Holdking Limited (MEHL) y Myanmar Economic Corporation (MEC), los conglomerados económicos de los militares con amplios intereses.

Las primeras medidas

Se trata de las primeras medidas económicas contra estos conglomerados, de cuentas opacas y que controlan más de 133 empresas en el país relacionadas con la explotación de petróleo y gas, minas de jade y rubíes, cerveceras, farmacéuticas, seguros, la banca y telecomunicaciones, entre otros.

“(El Departamento de) Comercio está revisando medidas adicionales a tenor de las acciones del Ejército. El Gobierno de Estados Unidos continuará vigilando a los autores del golpe y sus acciones”, indicó en un comunicado el organismo estadounidense.

Estados Unidos, así como Reino Unido y Canadá, ya aprobaron en las últimas semanas sanciones económicas contra miembros de la cúpula castrense, incluido el líder golpista Min Aung Hlaing, y la Unión Europea está preparando medidas similares.

Además del movimiento civil de desobediencia y las protestas antijunta dentro el país, las autoridades birmanas también se enfrentan a las deserciones diplomáticas en el exterior, incluido su embajador en la ONU, Kyaw Moe Tun.

Consternación

El jueves, la Embajada de Birmania en Washington publicó un comunicado en el que se mostró “consternada” y “entristecida” por las muertes de manifestantes por los policías y soldados y se mostró contraria al uso de la fuerza letal contra las protestas.

Según el medio birmano Irrawaddy, al menos 10 diplomáticos birmanos en Washington, Los Ángeles, Nueva York y Bruselas se han unido el movimiento de desobediencia civil.

Las deserciones se producen después de que Kyaw Moe Tun dijera la semana pasada ante la Asamblea General de la ONU que no reconocía a la junta militar y pidiera a la comunidad internacional que hiciera todo lo que pudiera para traer de nuevo la democracia a Birmania.

Las autoridades de Naipyidó acusaron al diplomático de “traidor” y lo destituyeron, pero él se ha negado a abandonar su puesto, y el segundo en la delegación que debía sustituirlo, Tin Maung Naing, dimitió esta semana.

Excepto el Gobierno de Tailandia, que recibió con honores de Estado al ministro de Exteriores de la junta militar, Wunna Maung Lwin, ningún país ha reconocido o recibido oficialmente a ningún miembro del nuevo Gobierno golpista birmano.

Vetos de Rusia y China

No obstante, Rusia y China impidieron con su derecho de veto que el Consejo de Seguridad de la ONU condenara a principios de febrero el golpe de Estado, aunque sí pidió la liberación de la líder electa depuesta, Aung San Suu Kyi, y que se respete los derechos humanos, las libertades fundamentales y el Estado de derecho.

En internet también se estrecha el cerco en torno a los uniformados birmanos.

En respuesta a la violencia ejercida por los uniformados Youtube anunció hoy el bloqueo de cinco canales de la televisión birmana que reproducían sus contenidos en su plataforma.

La decisión de Youtube llega después de que Facebook anunciara en febrero el bloqueo de todos los perfiles vinculados al Ejército birmano, una medida precedida por el cierre de varias páginas puntuales vinculadas con los militares. EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.