joan rivers birthday
COMPARTE
Nacida en Brooklyn el 8 de Junio en 1933 bajo el nombre de Joan Alexandra Molinsky en el seno de una familia de origen judío, Rivers saltó a la fama en los años 60 gracias a su trabajo como comediante sobre los escenarios del Greenwich Village de Nueva York y por sus apariciones en el programa “The Tonight Show” de Johnny Carson.
Con Carson mantuvo una fructífera relación profesional que se prolongaría durante cerca de dos décadas y que se vería truncada en 1986, cuando Rivers aceptó una oferta del canal Fox para presentar su propio espacio nocturno: “The Late Show”.
Carson nunca se lo perdonó y no volvió a dirigirle la palabra. Mientras, el programa de la comediante apenas se mantuvo al aire unos pocos meses, un fracaso profesional del que, según los que la conocían, Rivers nunca se recuperó del todo.
Un año más tarde, en 1987, la presentadora -quien comenzaba su rutina con la clásica frase “¿podemos hablar?”- enfrentó su peor tragedia personal con el suicidio de segundo marido, Edgar Rosenberg, quien también era su manager, una muerte que ella atribuyó a su fallida aventura en Fox.

El azote de la Alfombra roja

Ya en los 90, Rivers volvió a ganarse la atención de los telespectadores con su espacio matutino “The Joan Rivers Show” y con su tarea como comentarista junto a su hija Melissa de premios como los Oscar o los Globos de Oro.
A partir de ese momento las estrellas de Hollywood nunca más volvieron a sentirse cómodas desfilando por la alfombra roja, conscientes de que Rivers tenía preparada su afilada lengua para diseccionar sin compasión lo que llevaban puesto.
En los últimos años, se dio a conocer entre las nuevas generaciones con su espacio “Fashion Police” (Policía de la moda) y con el programa de telerrealidad que protagonizaba junto a su hija “Joan & Melissa: Joan Knows Best?”.

Humor ácido e irreverente

A lo largo de su dilatada carrera, Rivers -quien en las semanas previas a su muerte había estado promocionando su último libro, “Diary of a Mad Diva” (Diario de una diva loca)- nunca tuvo miedo de reírse de sí misma (en especial de su físico), y nunca escondió su adicción a las operaciones de cirugía estética, sobre las que hacía numerosas bromas.
“He tenido tantas operaciones de cirugía plástica que cuando me muera donarán mi cuerpo Tupperware”, dijo en una ocasión.
Tampoco se contuvo a la hora traspasar con su humor las barreras de lo políticamente correcto, sin sentir la necesidad de tener que disculparse. Como ejemplo de ello, están las polémicas en las que se vio envuelta en sus últimos meses de vida.
En abril dejó perplejos a los presentadores del programa matutino “Today” tras hacer una broma sobre las jóvenes que permanecieron secuestradas durante una década en Cleveland en manos de Ariel Castro, asegurando que las tres mujeres tenían más espacio en cautividad que el que ella disfrutaba en la habitación en la que dormía en casa de su hija.
Además, en julio Rivers dijo que la primera dama estadounidense, Michelle Obama, es “transexual”, y su marido, el presidente Barack Obama es “gay”.
Una de sus mayores controversias llegó pocas semanas antes de se repentina partida, cuando se le preguntó sobre la incursión militar israelí en Gaza, asegurando que “los civiles palestinos merecen morir”.

Una muerte que conmocionó a Hollywood

El 4 de septiembre de 2014 falleció en el Hospital Monte Sinaí en Manhattan después de serias complicaciones —incluyendo paro cardíaco— que sucedieron tras una cirugía de garganta en una clínica en Yorkville en el Upper East Side de Manhattan.
Su funeral tuvo lugar el 7 de septiembre en el Temple Emanu-El en Manhattan. A la ceremonia privada asistieron numerosas figuras públicas, incluyendo a Whoopi Goldberg, Sarah Jessica Parker, Kathy Griffin, Donald Trump, Rosie O’Donnell, Barbara Walters, Kelly Osbourne, Diane Sawyer. Durante la ceremonia el actor Hugh Jackman cantó, la actriz de Broadway Audra McDonald interpretó, y el anfitrión de televisión Howard Stern dio el panegírico.
Tras su fallecimiento, el martes 9 de septiembre, los teatros de Broadway le rindieron tributo apagando la luz de sus marquesinas por un minuto.
El 17 de octubre se dio a conocer el resultado de la autopsia, apuntando como causa del fallecimiento la falta de oxígeno que sufrió durante el procedimiento.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.