Los líderes de las centrales obreras y movimientos sociales de Colombia se levantaron este martes de la mesa de diálogo con el presidente Iván Duque para exigir que converse solo con ellos y convocaron para el miércoles una nueva jornada de “paro nacional” contra la política económica y social del Gobierno.

“Mañana 27 de noviembre vamos a realizar otro paro nacional en todo el país junto a grandes jornadas de movilización para reclamarle al Gobierno que negocie el ‘paquetazo’ que nosotros hemos señalado como las causas que han prendido esta protesta social”, afirmó a Efe Elías Fonseca, miembro de el comité ejecutivo de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT).

Las centrales obreras aseguran que el Gobierno de Duque prepara un “paquetazo” de reformas que causarán fuerte impacto económico y social en los trabajadores, como eliminar el fondo estatal de pensiones Colpensiones, aumentar la edad de jubilación y contratar a los jóvenes con salarios inferiores al mínimo, entre otras medidas.

NUEVAS PETICIONES

Fonseca explicó que a las reivindicaciones iniciales agregaron tres nuevas demandas relacionadas con “el problema de la salud”, “el problema ambiental y del fracking” y el desmonte del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) de la Policía causante de la muerte del joven Dilan Cruz, quien fue herido gravemente en la cabeza el sábado por un artefacto disparado por un agente de la institución y falleció anoche.

“Hemos establecido la etiqueta ‘Duque pida perdón por el asesinato de Dilan Cruz’, realmente la responsabilidad es del Estado frente a esta situación. Dilan estaba junto a millones de colombianos pidiendo la solución a los problemas planteados en el ‘paquetazo'”, añadió Fonseca.

El joven se convirtió en la primera víctima mortal de la violencia policial en el país desde que se iniciaron las protestas el jueves pasado y se suma a otras tres personas que murieron en disturbios ese día en las ciudades de Buenaventura y Candelaria, en el departamento del Valle del Cauca (suroeste).

“Hoy estamos de luto, estamos dolidos por esa situación pero seguimos adelante porque el Gobierno de Duque no ha atendido las peticiones de los trabajadores ni de todos los que nos metimos a organizar el paro nacional del 21 de noviembre”, apostilló.

NEGOCIACIÓN EN EL AIRE

Los representantes del Comité Nacional del Paro se levantaron de la mesa con el Gobierno porque quieren una conversación directa con Duque, sin la participación de empresarios u otros sectores, pero el mandatario dijo que desde ahora esas conversaciones “se van a extender a todo el territorio nacional hablándole a la gente de las cosas que nunca ha podido resolver”, explicó Fonseca.

Por su parte, la vicepresidenta colombiana, Marta Lucía Ramírez, señaló que el Gobierno tiene “muchísimos puntos” de coincidencia con los manifestantes en temas como reforma laboral, sostenibilidad ambiental, desarrollo agrícola y educación.

Sin embargo lamentó que el Comité Nacional del Paro prefiera “tener una mesa o un escenario de conversación que sea independiente”, pues el presidente Duque les explicó que el objetivo es tener una “conversación nacional” con “espacios que sean incluyentes y no excluyentes”.

“El presidente les ha invitado a que cuando ellos quieran regresar, cuando ellos quieran sentarse en cualquiera de las mesas temáticas para esos ejes temáticos, pues por supuesto que serán siempre bienvenidos, les contestaremos esa comunicación de 13 puntos concretos”, añadió Ramírez.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.