De la observación de una mosca en un muro nació la idea de Spider-Man, el Hombre Araña, uno de los superhéroes del cómic más populares del mundo, dijo en Tokio su creador, Stan Lee, de 94 años, que indicó que el personaje estuvo a punto de no existir.

La idea del personaje fue instantánea, pero encontrar un nombre fue mucho más complicado confesó Stan Lee, que en un primer momento dudo entre el hombre mosca y el hombre mosquito.

El padre del Hombre araña recordó que el nombre Flyman no parecía bastante espectacular. Entonces pensó en Mosquit Man y Spider-Man y sonó bien.

El artista, que quería innovar, había imaginado que el héroe sería un adolescente con muchos problemas personales.”No tendría dinero suficiente, viviría con su tía enferma, de la cual tendría que ocuparse, y, además, tendría que combatir a los malos”, dijo Lee, al recordar la primera vez que le presentó el proyecto a su jefe.

“Stan es la peor idea que he escuchado. Un superhéroe es evidentemente un adulto que no puede permitirse tener problemas, la gente detesta a las arañas: ¡nunca se llamará Spider-Man “, recordó Lee que le dijo el editor.

Sin embargo, Lee fue autorizado a deslizar a su personaje en el último número de un periódico condenado a desaparecer.

“Sólo para divertirme, para sacarme las ganas, incluí a Spider-Man en ese último número y no volví a pensar en él. Un mes más después, cuando se conocieron las cifras de venta, mi jefe vino corriendo y me dijo: ‘¿Recuerdas del ese personaje que nos gustaba tanto a los dos? Hagamos una serie”, recordó con ironía.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.