Foto: IVC

Con un gol de Raheem Sterling a la media hora de juego el Mánchester City logró ante el Newcastle su 18º triunfo consecutivo y amplía su ventaja al frente de la Premier League a los 15 puntos sobre el Mánchester United.

La victoria deja al equipo que dirige Pep Guardiola a un solo triunfo de igualar la mejor racha de partidos ganados consecutivamente en las grandes ligas europeas que ostenta desde 2014 el Bayern de Múnich…entrenado por Guardiola.

El City tendrá la oportunidad de igualar esa marca el domingo en la cancha del modesto Crystal Palace (16º).

A falta del Crystal Palace-Arsenal con el que se cerrará el jueves la 20ª fecha de la Premier League, el City (que suma 19 victorias y un empate) aventaja en 15 puntos al United, que el martes salvó un empate en Old Trafford in extremis ante el Burnley (2-2).

El Chelsea, que derrotó por 2-0 al Brighton es tercero a 16 puntos del líder, mientras que Liverpool y Tottenham, que golearon al Swansea y al Southampton respectivamente, están ya a 20 y 21 puntos de City.

En Saint James Park, Guardiola se dio cuenta enseguida que el Newcastle no iba a disputarle la posesión del balón a su equipo y aprovechó la lesión del capitán Vincent Kompany para sacar un delantero más (Gabriel Jesus) en el minuto 11.

Con tres defensas

Con el City volcado en el terreno rival llegaron las ocasiones de gol. La primera fue un cabezazo en el primer palo de Sergio Agüero que el arquero Rob Elliot desvió a córner con una parada llena de reflejos (18).

Poco después de la media hora llegó el premio a la mayor ambición del City con el primer tanto del partido: el belga Kevin de Bruyne se inventó un pase al interior del área que Raheem Sterling cazó con la izquierda para alojar la pelota en el fondo de la red (31).

Solo con el marcador en contra, el equipo dirigido por Rafael Benítez pareció querer salir de su zona defensiva y en su primera incursión en campo rival a punto estuvo de lograr el empate, cuando Rolando Aarons superó por alto al brasileño Ederson y tuvo que ser Nicolás Otamendi el que salvó el gol sobre la línea (36).

Fue el único susto que se llevó el City en un encuentro en el que el resultado no reflejó el dominio y la superioridad del líder de la Premier League.

En la segunda parte, un disparo lejano de De Bruyne se estrelló en el palo y el rechace lo aprovechó Agüero para marcar, pero el árbitro invalidó el gol por fuera de juego del ‘Kun’ (66).

El delantero argentino también pudo marcar dos minutos después, en una contra que acabó con un centro de Agüero que cortó Jamal Lascelles y la pelota salió rozando el palo.

El Newcastle se estiró algo en el tramo final del partido, pero la acción más peligrosa fue una caída de Dwight Gayle dentro del área tras una entrada del lateral brasileño Danilo que el árbitro pitó como falta… del delantero por tirarse (75).

En el 89, Gayle tuvo la última en un error defensivo del City, pero su cabezazo en plancha se marchó cerca del palo izquierdo defendido por Ederson.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.