Cada vez es mayor la cantidad de carabobeños que llenan las avenidas más importantes de Valencia, debido a la ausencia de transporte público y en especial de unidades de Transcarabobo.

En las horas más concurridas como 7:00 a.m. y 5:00 p.m. las paradas de la avenida Bolívar como: Farmatodo, Camoruco, estación del metro de Rectorado y la esquina de la calle de los cafés viven el mismo escenario, más de 40 personas a la espera de un autobús que las lleve a sus destinos, por lo general ubicados en el sur de Valencia.

La mayoría afirma que no ven a los Transcarabobo. Mayerlin Prada va a Lomas de Funval y afirma que los buses rojos los ve una o dos veces en el día. “Esos están desaparecidos”. En ese momento pasa uno de los Yutong (nombre de la marca) en dirección a la Cedeño repleto de gente con un vidrio roto y la compuerta abierta porque la unidad no tiene aire.

A medida que la crisis económica aumenta cada vez hay menos repuestos. Tal vez por eso los buses del Gobierno y las unidades pertenecientes a otras compañías perdieron su presencia en las calles.

En la esquina de Tijerazo hay otro autobús rojo. Una cola de 30 personas espera con desespero tener un puesto entre los ocupantes porque ya todos los puestos están ocupados y una mitad deberá ir parada sostenida de los pasamanos, pero antes deben pagar el pasaje de 500 bolívares al conductor con paciencia.

Todos los que abordan ese transporte público van a Mariara. Según el chofer deberían hacer tres rutas de ida y vuelta. Las paradas únicas son el Hospital Simón Bolívar y la esquina de Tijerazo. En esa cola Yulieth Falcón afirma que para ir a Flor Amarillo es imposible porque no hay transporte.

La mayoría de esos buses rojos cubren rutas como Guacara y Diego Ibarra, pero otra de las quejas es que no se respetan las rutas y tampoco las paradas por lo que mucha gente pierde su puesto porque se montan otros que se bajarán dentro de siete cuadras.

Mientras tanto una mayoría espera y se monta en camiones 350 de estaca o mini vans. Una mujer que se monta en su bus para Mariara afirma: “No me importa si me cobran mil bolívares lo que quiero es irme”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.