(Foto AGENCIAS)

Tres soldados turcos murieron este jueves por la explosión de un artefacto casero durante operaciones de desminado en el enclave sirio de Afrin, cuya capital fue arrebatada el domingo a milicias kurdas, anuncio el primer ministro turco.

“Hoy tuvimos tres mártires, cayeron durante una operación de desminado de bombas caseras”, declaró el jefe de gobierno Binali Yildirim durante un discurso televisado.

En un comunicado publicado poco después, el ejército agregó que otros tres militares resultaron heridos en el incidente.

Turquía lanzó el 20 de enero una operación militar contra el enclave de Afrin, en el noroeste de Siria, que estaba en manos de las Unidades de Protección Popular (YPG), una milicia considerada terrorista por Ankara pero aliada de Estados Unidos en la lucha contra el grupo Estado Islámico (EI).

Tras casi dos meses de ofensiva con grupos rebeldes sirios, Turquía tomó el control el domingo del conjunto del enclave de Afrin desalojando a las fuerzas kurdas de su capital.

Según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH), unos 250.000 civiles huyeron de la violencia en Afrin y decenas más murieron, al igual que 1.500 combatientes kurdos.

Contando los soldados muertos este jueves, el ejército turco registró al menos 49 bajas en sus filas.

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan afirma regularmente que quiere extender la ofensiva de Afrin a otras ciudades en manos de las YPG en el norte de Siria.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.