Diario opositor Cumhuriyet (Foto Archivo).

Un tribunal turco ha decidido hoy mantener en prisión preventiva a cinco periodistas y empleados del diario opositor Cumhuriyet, en un caso que numerosos defensores de la libertad de prensa consideran un juicio político.

La decisión fue adoptada en la quinta sesión de un juicio iniciado hace más de un año, en el que hay 19 trabajadores y colaboradores del diario acusados de vínculos con el proscrito Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

También se les acusa de estar relacionados con grupos ultramarxistas y, sobre todo, con la cofradía del predicador islamista Fethullah Gülen, a quien Ankara responsabiliza del fallido golpe de Estado de julio de 2016.

Los acusados se enfrentan a penas de entre 8 y 43 años por una combinación de delitos que la defensa considera imposible, por ser estos grupos y organizaciones entidades clandestinas enfrentadas entre sí.

Estaba previsto que el juicio continuara este martes, el juez decidió aplazar la vista hasta el 9 de marzo y concretó que se celebrará en la cárcel de alta seguridad de Silivri, en la periferia occidental de Estambul, donde los acusados se hallan en prisión preventiva.

El tribunal tomó esta decisión después de que uno de los presos, el prestigioso reportero de investigación Ahmet Sik, acusó al Gobierno del partido islamista Justicia y Desarrollo (AKP) de haberse servido de la cofradía de Gülen para hacerse con el control de gran parte de la prensa turca. Sik recordó que Gülen y el AKP eran aliados hasta 2013, año en el que se enfrentaron en una feroz lucha de poder que dura hasta hoy.

El juez expulsó a Sik de la sala por considerar su defensa política, y, en respuesta, los abogados de Cumhuriyet pidieron su recusación por parcialidad, tras lo cual se terminó la sesión.

La asociación de escritores PEN International se declaró consternada y citó a Sik con las palabras: “Un sistema judicial bajo control del Gobierno”.

Cinco acusados permanecen en prisión preventiva, entre ellos el redactor jefe de Cumhuriyet, Murat Sabuncu y el presidente de la junta directiva, Akin Atalay, ambos entre rejas desde octubre de 2016, mientras que Sik cumple 357 días en la cárcel, y el contable del periódico, Emre Iper, 263. EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.