(Cortesía)

Durante el primer Consejo Universitario de 2020, fue aprobado presentar la propuesta de llevar ante el Consejo Nacional de Universidades (CNU) la solicitud de suspensión de la prohibición normativa que pesa sobre el Personal Docente y de Investigación a dedicación exclusiva que limita su ejercicio profesional.

La rectora Jessy Divo de Romero informó que la decisión obedece al franco deterioro de la calidad de vida del trabajador universitario, que vive con salarios que no pueden ser considerados como tales, dado que no cubren las necesidades básicas.

Divo señaló que durante años de gestión desde 2009, han estado trabajando en políticas para generar mejoras para todos los ucistas, a fin de compensarlos por la labor que cumplen al servicio del país en la formación de estudiantes.

De acuerdo con el artículo 163 de la Ley de Universidades, que establece “Los profesores de dedicación exclusiva no podrán realizar ninguna otra actividad remunerada”, se enviará la  propuesta al CNU a la espera de su aprobación a través de la cual se espera reformar tal prohibición legal, y se le permita al docente a dedicación exclusiva ejercer labores profesionales remuneradas en horarios que no colidan con su Plan Académico Integral (PAI) aprobado por las Unidades Académicas de adscripción y avalado por el Consejo de Facultad.  En consecuencia, para puedan ejercer actividades adicionales a las previstas en su PAI dentro o fuera de la propia universidad, con autorización previa y expresa del Consejo Universitario.

“Consideramos que para los trabajadores a dedicación exclusiva, esto es una camisa de fuerza que en estos momentos se convierten en limitaciones de orden legal que no se justifican por el grave problema económico que se está viviendo. Entendemos que cuando se dio la promulgación  la Ley de Universidades estábamos en otro momento y con diferentes condiciones. Ahora tenemos un presupuesto universitario que apenas alcanza para mantener abierta las puertas, hay un notable deterioro en la calidad de vida, perdimos el seguro de HCM, porque el Sismeu no funciona; y también el funerario”

Las autoridades han trabajado en la propuesta de modificación del Estatuto para abrir la posibilidad de que nuestros trabajadores puedan obtener ingresos extraordinarios sobre la base de la productividad en moneda extranjera, porque es un hecho que ya este país está dolarizado, y si el salario siegue en bolívares, ningún aumento va a ser representativo, manifestó Divo de Romero.

Los rectores han planteado al ministro de Educación Universitaria, César Trompiz, la necesidad de dolarizar los salarios, además que se autorice el cobro de los ingresos de nuestros programas de posgrado nacionales y foráneos en divisas. “Todo esto debe pasar por una revisión de orden jurídico para ser aprobado y que resulten beneficiados todos los trabajadores, sin discriminación”.

Sobre las pólizas de trabajadores, la máxima autoridad recalcó que ha sido un total fracaso. “Si para las universidades resultaba complicado administrar pólizas con un universo tan grande, entonces se preveía que centralizarlo por el Ministerio de Educación Universitario traería más inconvenientes; aun así nosotros seguiremos exigiendo que nos regresen el presupuesto para retomar las pólizas de HCM y servicios de todos los trabajadores”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.