Nueva York
(Foto AFP)
COMPARTE

Un médico murió y seis personas resultaron heridas durante un tiroteo este viernes en un hospital de Nueva York, informó el alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, quien agregó que el agresor se suicidó.

El autor de los disparos es un médico que había trabajado en ese centro, añadió De Blasio, sin dar información sobre los motivos del ataque aunque descartó un acto terrorista.

De acuerdo con el alcalde, una doctora murió a causa de los disparos.

El agresor, cuya identidad no ha sido revelada, entró en el hospital vistiendo una bata blanca, con un arma automática que presuntamente escondió debajo de su ropa, de acuerdo con las autoridades.

El tiroteo comenzó poco antes de las 15H00 locales (19H00 GMT) en el Bronx-Lebanon Hospital, un gran sanatorio con más de 1.000 camas situado en uno de los sectores más frecuentados de este distrito del norte de la ciudad de Nueva York.

El jefe de la policía de Nueva York, James O’Neill, indicó a su vez que cinco personas están graves y una sexta recibió una herida menor en una pierna.

Los heridos graves están “luchando por sus vidas”, indicó De Blasio.

O’Neill indicó que el autor del ataque se había refugiado en una sala del 17º piso del hospital, donde posteriormente fue hallado muerto “aparentemente a causa de una herida que él mismo se infligió”.

Los agentes hallaron en esa misma planta el cuerpo sin vida de la médico.

“Gracias a Dios no se trata de un acto de terrorismo, sino que parece un incidente aislado, ligado a una cuestión de trabajo”, dijo el alcalde.

“Nuestros corazones están con las familias de la doctora que falleció”, añadió, antes de felicitar a los rescatistas y la fuerza policial por su rápida respuesta al incidente, y a los bomberos por extinguir rápidamente un incendio que se destaró en el lugar.

– Pánico –
Una mujer embarazada que se encontraba en el hospital para someterse a exámenes de rutina describió las escenas de pánico que se vivieron tras los disparos.

“Escuchamos que había alguien haciendo disparos. Hubo pánico, todo el mundo tenía mucho miedo”, explicó la joven, quien se identificó como Tamara.

Según su relato, las autoridades ordenaron a todo el mundo esconderse en una habitación. “El personal tenía la situación controlada”, afirmó a la AFP.

Garry Trimbie contó a la AFP que su novia, que trabaja en el hospital, le llamó sobre las 15H15 locales.

“Lloraba, dijo que alguien había comenzado a disparar y que los empleados se habían parapetado en la habitación desde donde me llamaba”, prosiguió.

Nueva York mantiene un amplio despliegue policial ante temores de potenciales atentados terroristas, como lo que han golpeado a ciudades europeas en los últimos años.

El Bronx tiene la tasa de criminalidad más alta de la ciudad.

“No nos sorprendemos cuando cosas como ésta ocurren en hospitales como éste. Es es parte de vivir en Nueva York”, reconoció una enfermera a la AFP. Cuando comenzó el ataque, “me dije: ‘es mi turno'”.

Más allá de la seguridad del hospital, este tiroteo vuelve a alimentar el controvertido debate sobre el control de armas en Estados Unidos.

De Blasio dijo que este incidente es “el tipo de cosas que hemos visto en otros lados del país”.

El último tiroteo registrado en Estados Unidos ocurrió el 14 de junio a las afueras de Washington, donde un hombre abrió fuego con un rifle contra un grupo de legisladores conservadores que ensayaban para un partido de béisbol benéfico.

Steve Scalise, un influyente legislador del Partido Republicano, resultó herido de gravedad en ese tiroteo y aún se encuentra hospitalizado.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.