El presidente de la Unión Africana Alpha Condé.(Foto AFP)

“No aceptaremos jamás el golpe de Estado militar” en Zimbabue, advirtió el jueves el jefe de Estado guineano Alpha Condé, presidente en ejercicio de la Unión Africana (UA), quien exigió el “retorno al orden constitucional” en ese país.

“Exigimos el respeto a la Constitución, el retorno al orden constitucional, no aceptaremos jamás el golpe de Estado militar” declaró Condé en entrevista a periodistas franceses en París.

Después de varios días de un pulso provocado por la destitución del vicepresidente Emmerson Mnangagwa, el ejército de Zimbabue tomó el control de la capital, Harare.

El presidente Robert Mugabe, en el poder desde 1980, dijo estar detenido en su domicilio por el ejército, en una conversación telefónica que mantuvo el miércoles con su homólogo sudafricano, Jacob Zuma.

“Estimamos que se trata de un golpe de Estado, el presidente está en arresto domiciliario”, apuntó Condé, quien se encuentra en París para una colecta para financiar el plan de desarrollo de Guinea.

“Le pregunté al presidente (sudafricano) Jacob Zuma cómo puedo ponerme en contacto con el presidente Mugabe para ver exactamente cuál es su punto de vista”, agregó.

“Creemos que con nuestros amigos en la SADC (Comunidad para el Desarrollo del África Austral) y el apoyo de la Unión Africana, podremos encontrar una solución para la celebración de elecciones libres y transparentes el próximo año”, dijo.

Y “dependerá del pueblo de Zimbabue”, decidir si en éstas participa o no Robert Mugabe.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.