Bomba explotó dentro de vehículo de los delincuentes. Foto cortesía

Familiares de dos hombres muertos la tarde del miércoles en la autopista Francisco Fajardo, al ser enfrentados por las FAES cuando intentaban secuestrar a un empresario, acudieron a la morgue de Bello Monte.

Como Manuel Adrian Hernández Armas, de 30 años de edad, fue identificado uno de los fallecidos, mientras procesaban la identificación del segundo, a quien conocen como “el gordo Edward”. Este viajaba como copiloto en el rústico Toyota Land Cruiser blanco, y Hernández, a quien llamaban “manolo”, conducía el vehículo.

Producto del suceso que causó gran alarma en la colectividad, llevaron solamente dos cuerpos a la morgue. Aunque versiones extraoficiales daban cuenta de cuatro muertos, contabilizando uno que supuestamente se encontraba en un centro asistencial y otro que fue arrastrado por el río Guaire.

Los parientes que acudieron a la morgue el jueves, unos en la mañana y otros en la tarde, poco hablaron del tema. Se limitaron a constatar que los cuerpos estaban allí y se dirigieron al Cicpc para rendir declaraciones.

Hernández Armas tenía solicitud de Interpol por su presunta participación en el asalto de una joyería en el centro comercial Jockey Plaza, en Perú, el 22 de junio de 2018.

A través de medios de comunicación locales quedó plenamente identificado entre los 13 hombres que incursionaron brutalmente en la joyería Casa Banchero, donde causaron destrozos, sometieron a los empleados con potentes armas y cargaron con prendas valoradas en miles de dólares.

La banda estaba compuesta por un peruano, único detenido, y 12 venezolanos que huyeron a través de Ecuador.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.