COMPARTE

De la carnicería Shopping Carnes ubicada en la calle 66 del barrio 13 de Septiembre, cruce con avenida Las Ferias, los vándalos se llevaron hasta los pellejos. No quedó nada.

Este fue uno de los 10 negocios que fueron víctima de sustracción violenta por parte de grupos de personas no organizados, el pasado lunes en horas de la noche.

Nohemar Véliz, encargado del establecimiento, todavía no sale de su asombro por lo ocurrido. Nunca pensó que este  negocio, que tiene un personal integrado por siete trabajadores, sería afectado por acciones vandálicas.

La  carnicería funciona en esa esquina desde hace 14 años y por lo general se organizaban rifas y combos, para beneficiar a la clientela.

Véliz asegura que el lunes en la tarde cerró a la hora acostumbrada, es decir pasada las seis de la tarde. Como vio cierto movimiento extraño, decidió quedarse afuera. De repente un gentío se abalanzó sobre las puertas Santamaría como pirañas y después de abrirlas, arrasó con todo.

Estima que en menos de 15 minutos ya no había nada, a excepción de las neveras que no se la pudieron llevar porque son muy pesadas.

“Todo fue muy rápido, no pudimos hacer nada para evitarlo, era mucha gente”.

Este martes buena parte de los comerciantes de la avenida Las Ferias, trabajaron con mucha cautela por miedo a ser atacados.

Encargado del comercio estima que en menos de 15 minutos ya no había nada.(Foto Cortesía)

EN OTROS SITIOS

La sustracción masiva de bienes privados también se registró en el centro comercial El Alboral de Flor Amarillo. Allí la panadería La Flor de Magallanes fue la que llevo la peor parte.

La gente se metió a eso de las nueve de la noche y arrasó con lo que estuvo a su alcance. Vecinos cuentan que para evitar ser grabados, los vándalos rompieron todas las lámparas del centro comercial.

También robaron en su totalidad, una tienda dedicada a la venta de prendas de vestir.

A la agencia del Banco Occidental de Descuento le lanzaron varias piedras, pero no pudieron romperlo porque es blindado.

El comentario generalizado sobre lo ocurrido era que se vivieron horas de terror.

“Esto por aquí estuvo muy feo”, comentó una ciudadana que lamentaba lo ocurrido con la panadería.

En la vía que conduce a Flor Amarillo, a media mañana de este martes quedaban vestigios de lo ocurrido. En plena avenida todavía estaba volteado un gigantesco contenedor de basura, que fácilmente podría impactarlo algún conductor de moto o carro sin luz, en horas nocturnas.

La avenida principal de La Isabelica también tenía muestras del gran caos vivido la noche anterior. Este martes en la mañana, en cada esquina todavía quedaban restos humeantes de objetos quemados, mayormente cauchos.

Frente a la panadería La Espiga de Oro, a un establecimiento comercial le abrieron un gran boquete en una de las paredes, pero no pudieron entrar porque tenía un refuerzo interno de metal.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.