Foto Andrés Galindo
COMPARTE

Luego de una escaramuza, que se presentó entre funcionarios de la policía del estado y de la alcaldía de Valencia, este jueves fue instalada la réplica de la Estatua de La libertad, también conocida como La Peregrina, en la intersección de las avenidas 137 y Andrés Eloy Blanco, de la urbanización Prebo.

La obra forma parte de la segunda etapa del Paseo Francisco “Paco” Cabrera, con lo cual se culmina este proyecto cultural de la ciudad.

El apoyo de los vecinos fue fundamental para que la estatua pudiera instalarse en el pedestal que se le tenía destinado, pues inicialmente una comisión de la Policía de Carabobo, intentó evitar que el hecho ocurriera.

Por varias horas los funcionarios policiales impidieron que se bajara la estatua. (Foto Andrés Galindo)

A media mañana la presidenta del Instituto de Vialidad de la alcaldía, Isandra Villegas, y se presentó en la intersección de las avenidas con la escultura. De inmediato llegaron unos funcionarios policiales y le solicitaron un permiso de instalación, el cual no llevaba consigo porque se trataba de un trabajo que ejecuta la alcaldía.

Los funcionarios anunciaron que mientras no llegara el permiso no se podría llevar adelante la instalación.

Karen Domínguez, una de las vecinas, señaló que uno de los funcionarios policiales le dijo que la escultura no podía instalarse allí, porque es una muñeca pitiyanqui, lo cual a su juicio demuestra la ignorancia del efectivo.

“Inmiscuyen la política en todo, por eso les sugiero que lean un poquito y después venga a debatir”.

Domínguez cuestionó que la policía intente limitar las actuaciones de la alcaldía, pues Miguel Cocchiola no ha culminado su mandato y se trabajo se debe respetar.

Añadió que el paseo es para el disfrute de todos los ciudadanos y no solo para los habitantes de Prebo.

Karen Domínguez, vecina de Prebo. (Foto Andrés Galindo)

Miguel Cocchiola denunció el asunto a través de sus redes sociales, y aseguró que se pretendía impedir la instalación de una obra de arte de más de 100 años de antigüedad por razones políticas.

Isandra Villegas expresó que ciertamente no se necesitaba el permiso, porque es un trabajo de la alcaldía. A lo que añadió que La Peregrina forma parte de la historia de Valencia, porque fue un regalo que hizo el gobierno francés, para conmemorar la independencia de Venezuela que se logró en el año 1821 con la Batalla de Carabobo. Representa entonces la libertad de los ciudadanos que habitan en Valencia.

Isandra Villegas. (Foto Andrés Galindo)

El síndico procurador municipal, Jaime Flores, también se hizo presente en el acto. Los vecinos arengaban consignas a favor de la instalación. A las 11 y 20 minutos de la mañana, uno de los funcionarios policiales que custodiaba la obra, anunció que podían instalarla. Se desconoce quién dio la orden telefónicamente.

LA PEREGRINA

La última vez que se vio a La Peregrina en público, fue en el año 2014, cuando formó parte de la exposición Tesoros Ocultos de Valencia, que montó la alcaldía en el Centro de Ares Vivas Alexis Mujica.

Esta obra, elaborada por el escultor Giovani Turini en Nueva York, . Fue inaugurada el 14 de febrero de 1895 frente al Capitolio, donde estuvo hasta 1930 cuando fue sustituida por la estatua del mariscal Antonio José de Sucre.

Por decisión el presidente del estado para la época, Santos Matute Gómez, fue llevada a la calle Colombia de San Blas. A la caída de la dictadura de Juan Vicente Gómez, la estructura fuetrasladada a la avenida Bolívar frente a la Estación Inglesa. En 1958, cuando este lugar fue destinado al Rectorado de la Universidad Carabobo, la pusieron en el callejón que va hacia la urbanización Kardell.

Personal de la alcaldía montando la obra en su pedestal. (Foto Andrés Galindo)

A finales de la década de los 70 fue mudada al antiguo parque Los Enanitos, que ahora se llama Humboldt. El animador cultural Tomás Cabrera citó que posteriormente en 1995, el ex alcalde Argenis Ecarri, construyó la Plaza de las Naciones y la Libertad,  a un lado del distribuidor San Blas, donde la estatua tuvo el lugar privilegiado.

Allí seguidores del expresidente Hugo Chávez la dañaron en el 2003, porque les recordaba a Los Estados Unidos. Ese fue el motivo principal para que el ex alcalde Francisco Cabrera la mandara a desmontar y le encargó su restauración a la artista Ingrid Lozano.

Una vez restaurada, ahora formará parte del paseo que lleva el nombre del excalde más querido en Valencia.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.