Foto Referencial

Un colapso total vive Venezuela. De ser el país más rico en petróleo ahora no tiene gasolina. Y la escasez de este combustible lo mantiene paralizado.

Kilométricas colas de más de ocho manzanas, se registran en las apenas dos estaciones de servicios en Caracas que laboran para surtir a cinco millones de habitantes.

Estas dos estaciones abiertas de PDV son la de Santa Eduvigis, ubicada en la avenida Rómulo Gallegos, la cual ha sido destinada solo para los cuerpos de bomberos, seguridad, médicos y personas con salvoconductos. La otra, la que está en la segunda avenida de los Palos Grandes, reseña un reportaje de la ABC de España.

La paralización es absoluta, es la queja de los venezolanos. Pero, Caracas que siempre había sido la “niñas de los ojos” del gobierno ahora ni se salva de las restricciones y del racionamiento de combustible, que desde hace tres años sí padecía el resto del país.

Pero a raíz de la “cuarentena social colectiva” decretada por Nicolás Maduro hace cinco días, sufre de estos rigores.

Sin explicaciones

Aún el régimen de Maduro no da alguna razón de este colapso. “Quedarse en casa”, suúnico tratamiento para combatir el coronavirus, es el lema de Maduro y su ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez.

Pero ninguno de los portavoces oficiales de la crisis explican los motivos de la desaparición de la gasolina más barata del mundo y las mayores reservas petrolíferas del planeta.

Sólo achacan el problema a las sanciones de EEUU, pero las autoridades de Washington han aclarado que no afectan a las importaciones de alimentos y medicamentos.

Según los analistas la razón verdadera de que Maduro impusiera el toque de queda por el coronavirus, con apenas dos casos confirmados, era ocultar la grave escasez de gasolina.

La producción ha caído de tres millones de barriles hace 20 años a menos de 700 mil  barriles diarios.

La otra cara de la moneda

También, el régimen ha achacado el problema a la caída del precio del crudo. Cerca de 18 dólares el barril, por debajo del costo de producción.

Sumado, a la guerra de precios que mantiene Rusia y Arabia Saudí por no bajar la producción y estabilizar el mercado, ahora en franca recesión mundial.

Leer más en ABC

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.