Venezolanos de 15 a 36 años de edad son los más afectados
COMPARTE

Una depresión colectiva en Venezuela se estaría gestando. Un trastorno que afecta principalmente a los individuos con edades en capacidad productiva de un país, conllevándolos a experimentar sentimientos negativos que afectan directamente su capacidad de realizar las actividades diarias con normalidad, alertó el doctor en Medicina Alternativa y especialista en salud mental, José Manuel Rizzo, basado en investigaciones internacionales.

Rizzo señala que en un estudio realizado por la Unidad Académica de Psicología de la Universidad Autónoma de Zacatecas, en México, se demostró que cuando una población está sometida a un período prolongado de crisis económica e inseguridad, puede conllevarla a experimentar trastornos en el ánimo que desembocan en una depresión colectiva.

La investigación señala que cuando se trata de crisis económica, los más afectados son los individuos entre los 15 y 36 años de edad, porque en gran medida, son los tienen un mayor grado de responsabilidad en la generación de los recursos económicos de la familia. Y en relación a la inseguridad, el estudio indica que tanto los padres como los adolescentes son afectados.

Señales de alerta

El primer síntoma de una depresión colectiva se manifiesta cuando los integrantes de la sociedad entran en un espiral descendente de autoestima, que los hace percibir la realidad de forma equivocada y sentir que ellos no merecen algo mejor a su situación actual o que no hay una esperanza u oportunidad de progreso para ellos y sus familias”, destaca Rizzo.

También explica que otra señal fácil de detectar es cuando empiezan a verse más y más personas cotidianamente, con estados anímicos de irritabilidad, desmotivación, tristeza, frustración, dolor profundo, rabia, odio y estrés. “Sin duda en nuestro país, estamos atravesando una crisis económica severa y padecemos una inseguridad diaria, estos dos factores indican que ya estamos viendo visos de una sociedad que pudiera desembocar en depresión colectiva”. Sentimientos que pudieran generar discusiones y agresión entre los individuos por comida, además de situaciones irregulares de mayor proporción que pudieran generar desorden público.

 El conseguir los alimentos está generando  altos niveles de irritabilidad, rabia, frustración y desesperanza

 

Para salir del escollo

El especialista indica que en este caso en el que toda la colectividad esté afectada en mayor o menor medida por trastornos de ánimo pudieran llevarlos por el camino hacia una depresión colectiva; en que la solución no parece estar en sus manos sino en las manos de los gobernantes. “No hay que preocuparse sino ocuparse y comenzar por la casa, primero reconociendo las señales de una posible depresión y segundo si se considera deprimido por la situación país conocer más e informarse al respecto para atacar el problema”.

Para las personas que se sienten presa de la desesperanza y perciben que esto afecta no solo sus actividades diarias sino su productividad es probable que estén inmersos en la etapa de la depresión conocida como parálisis, que se manifiesta por el miedo, la rabia, un vida estática y sin progreso que requiere un sacudón para despertar de ese letargo en que están sumidos y ponerse en acción para crear oportunidades con optimismo, determinación y audacia.

¿Qué hacer si usted es parte del colectivo deprimido?

Rizzo recomienda a las personas deprimidas buscar ayuda para drenar los sentimientos reprimidos, eliminar el odio o rencor, desengancharse emocionalmente de los supuestos generadores de la crisis, mejorar la autoestima, la relación con la familia, pareja y amigos, concentrarse en un proyecto de vida, buscar el apoyo en un terapeuta, ponerse en movimiento, hacer ejercicio físico y alimentarse saludablemente, para mantener un equilibrio mental y emocional.

Dentro de esa alimentación adecuada el doctor Rizzo insta a ingerir alimentos como: naranjas, limones, ajo, cebolla, piña, lechosa, frutos secos, nueces, almendras, verduras como apio, ñame y batata dulce.

Y el consumo de alimentos verdes es muy importante como por ejemplo: espárragos, espinaca, lechuga, las coles, brócoli; al igual, que la avena, pimentón, zanahorias, tomates; estos alimentos son ricos en folacina, piridoxina, que generan un aumento en los niveles de serotonina en el cerebro.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.