COMPARTE

Beatriz Rojas/ @rojas_beatriz

Para el concejal de Cuentas Claras por el municipio Valencia, David Araujo, la gestión del gobernador Francisco Ameliach es la peor que ha tenido Carabobo a través de toda su historia, pues el mandatario regional ha priorizado sus labores como militante del PSUV, antes de sus responsabilidades como funcionario al servicio de todos los ciudadanos que, en algún momento, confiaron en que haría un buen trabajo debido a que cuenta con el apoyo cercano del Gobierno Nacional.

En su opinión, Ameliach no supo aprovechar el hecho de que es una de las principales figuras del chavismo a nivel nacional, y de que cuenta con el respaldo del gobierno, para traducir esa condición en obras de progreso para los carabobeños.

Araujo expresó que si se hace un balance de todas las cosas que el gobernador prometió durante su campaña, los resultados obtenidos son casi nulos.

“Esta es una de las gestiones más estériles de toda la historia de nuestro estado”.

Recordó que en diciembre de 2012, el  gobernador aseguró que Carabobo sería un territorio libre de ranchos, pues aseguraba que gracias a la integración coordinada entre el Gobierno Nacional y el regional, así como a la Gran Misión Vivienda Venezuela, todos los carabobeños tendrían una casa digna, con espacios para el bienestar y el desarrollo humano.

“Ese cuento de hadas tuvo un final muy triste, pues quien recorre el estado sabe que cada día la pobreza se ha incrementado y muchas personas viven en ranchitos de lata y cartón, sin los más mínimos servicios sanitarios, en amplias zonas donde lo que abunda es la miseria, el hambre, y enfermedades”.

El concejal citó que Ameliach habló a principios de año, sobre las potencialidades económicas de Carabobo, las cuales eran favorables para que el estado pudiese convertirse en un importante eje de desarrollo industrial, científico y tecnológico.

“¿De qué nos sirvió que Carabobo tenga una situación geográfica privilegiada y que cuente con todas las potencialidades para el desarrollo industrial? De nada. Pues más de 5 mil 200 empresas cerraron nada más durante el primer semestre de 2016 por falta de materia prima”.

Dijo que da tristeza que la zona industrial de Valencia, antes orgullo no sólo de los carabobeños sino de los venezolanos en general, esté operando al 25% de su capacidad instalada.

Según el dirigente de Cuentas Claras, el balance negativo se extiende si se abordan temas como la seguridad o la falta de ejecuciones de obras públicas ofrecidas durante la campaña del gobernador chavista.

Señaló que el gobernador habló en su programa radial de la implementación programa de seguridad denominado Cerco de Seguridad, que pondría fin a la inseguridad en el estado y que estaría a cargo del general Herrera Ruso.

Recordó que se prometieron sistemas tecnológicos como cámaras de vigilancia, GPS, servicios de ambulancias gratuitos, entre otras cosas. “¿Alguien ha visto algo de eso por allí? Ni cámaras, ni GPS, ni servicios de ambulancia gratuitos, ni patrullajes”.

El edil subrayó que durante los primeros meses del 2016, se estima que se perpetraban unos 6 asesinatos al día. Y el 2015 terminó con unas 1.900 muertes, sin contar los terribles casos de secuestros que cada día van en aumento.

Expresó además que dentro de las obras prometidas y no ejecutadas se encuentran la recuperación del vertedero La Guásima y la ejecución de túnel San Diego – Valencia. Ambas de gran importancia para el estado, una por su repercusión en la salud de los carabobeños, y la otra por su impulso al desarrollo económico y social al unir dos importantes municipios que conforman la gran Valencia.

Señaló que todo el mundo quiere saber dónde están los 600 millones de bolívares que asignó el Consejo Legislativo del estado al gobernador para el saneamiento del vertedero que nunca se realizó.

“Pero esto no termina aquí, posteriormente llegaron a la conclusión de que había que hacer uno nuevo porque el que existe había cumplió su vida útil y se asignaron otros 300 millones. Pues ni el viejo ni el nuevo y eso lo sentimos los carabobeños cuando vemos nuestros municipios llenos de basura porque la Guásima muchas veces no recibe los camiones”.

Con relación al inacabado túnel de San Diego, Araujo se cuestionó que se esté adelantando esta obra que fue prometida para el año 2015 y a la cual se le invirtieron, según cifras del mismo gobierno, 95 millones de euros y más de 600 millones de bolívares.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.