COMPARTE

AP

Carlos González
encontró la manera perfecta de disculparse con la jovencita que accidentalmente
golpeó en la cabeza cuando el jardinero derecho de los Rockies de Colorado se
fue contra las gradas en busca de un elevado de foul.

No será un pony, aunque el pelotero venezolano indicó que está
dispuesto a regalarle lo que ella pida. “Le tengo una sorpresita que le va a encantar”, dijo
González el lunes previo al inicio de una serie de cuatro partidos de los
Rockies contra Pittsburgh.

No quiso dar pistas sobre su obsequio, pero señaló que se lo
entregará ya sea en el Coors Field o en su casa. Quiere quedar bien tras lo
ocurrido el domingo. El incidente ocurrido así: el venezolano fue en busca del foul
en el noveno inning de la derrota ante los Dodgers de Los Angeles cuando se
estrelló con fuerza contra el muro y cayó dentro de las gradas. Las
repeticiones mostraron que rozó a la chica de siete años con una de sus
zapatillas, aunque González no está seguro.

González quedó aturdido por la jugada, más que nada por la niña,
ya que pudo escuchar cuando gritaba. La niña tuvo que ser sacado de las tribunas con un corte que
requirió de puntos de sutura. Y si bien González fue informado que la chica
estaba bien, se pasó toda la noche pensando en ella.

“Soy padre de hijas. Sé lo duro que es ver a tu princesita
sangrar”, dijo el pelotero de 30 años. “Los Rockies hicieron un
tremendo trabajo. Se encargaron de ayudar a la familia, me mantuvieron
informado. Quise estar al tanto de todo”. “Todo bien hasta ahora. Eso es un buen indicio. Sigo muy
dolido por lo ocurrido. Pero no era algo de lo que tenía control. Nunca es
bueno ver a un fanático salir herido de un juego”.

Para colmo, González pareció que atrapaba la pelota al caer en
las gradas, pero la decisión del out fue revertida tras la repetición. Los
Rockies desperdiciaron una ventaja de tres carreras en el noveno y perdieron
12-10. Un día después, González reconoció que seguía algo adolorido,
pero apareció en la alineación.

“Otra molestia. Pero es parte de la rutina. Así es el
béisbol”, dijo González. “Jugamos todos los días, así que todos los
días tendrás algún dolor. Uno se acostumbra”. Sus compañeros le recomendaron que fuera a una juguetería por el
regalo, y que comprara toda la mercancía en la tienda “Toys ‘R’ Us”. “Me lo pensé”, dijo González, quien batea para .342
esta temporada con 4 jonrones y 12 remolcadas. “No dejé de estar pensando
en ella”.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.