COMPARTE

Toronto (Canadá), 21 jun (EFE).-
Un estudio dado a conocer hoy señala que aquellos bebés que sólo se alimentan
con la leche materna durante los seis primeros meses de su vida reducen a la
mitad el riesgo de desarrollo de desordenes de conducta entre los 7 y 11 años
de edad.

Mientras, un segundo estudio
también publicado hoy, vincula el nivel intelectual y funcional de los niños de
cuatro años de edad con la cantidad y calidad de estimulación que recibieron a
los dos años de edad de sus padres.

Ambos estudios, realizados
respectivamente en Sudáfrica y Pakistán, han sido financiados por Grand
Challenges Canada (GCC), un organismo financiado por el Gobierno canadiense
para promover la salud maternal e infantil en países en desarrollo.

La publicación de los estudios
coincide con el inicio en Toronto (Canadá de una conferencia internacional
sobre desarrollo infantil organizada por GCC.

El doctor Peter Singer, consejero
delegado de GCC, declaró en un comunicado que “uno de cada tres niños en
países en desarrollo de hecho no pueden desarrollar todo su potencial. Estos
estudios muestran como los padres pueden ayudar a desarrollar niños inteligente
y sociales”.

El primer estudio, publicado hoy
en la revista médica PLOS Medicine, señala los bebés que durante seis meses
sólo recibieron el pecho redujeron en un 56 % la aparición de desórdenes de
conducta en comparación con los que sólo amamantaron durante un mes.

El estudio fue realizado por la
doctora Ruth Bland del Centro África de Salud de la Población que siguió el
desarrollo de 1.500 niños surafricanos.

Bland señaló en un comunicado que
el coste económico de los desórdenes de conducta “es enorme” y que un
informe del Reino Unido sobre el coste de los delitos atribuibles a personas
con desórdenes de conducta estima su precio en 117.000 millones de dólares.

El segundo estudio, publicado en
la revista The Lancet Global Health por la doctora Aisha Yousafzai, de la
Universidad Aga Khan de Karachi (Pakistán), se centró en un grupo de niños de
familias de bajos recursos de las zonas rurales de Pakistán.

Las familias de los niños
utilizaron juguetes o utensilios caseros para estimular las capacidades
cognitivas, orales, motoras y afectivas de los niños de 2 años de edad.

El estudio concluyó que los niños
que recibieron esta “estimulación sensible” cuando cumplieron 4 años
de edad tenían una mayor probabilidad de tener un mayor coeficiente
intelectual, mejores capacidades pre-académicas, mejor funcionamiento ejecutivo
y un comportamiento más social.

Los investigadores también
concluyeron que los padres que utilizaron la “estimulación sensible”,
una adaptación de un programa de desarrollo infantil de Unicef y la
Organización Mundial de la Salud (OMS), mejoraron su capacidad de cuidar a sus
hijos.

La investigación fue realizada
con 1.302 niños de cuatro años y sus madres.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.