COMPARTE

AFP

El vicepresidente de la República, Aristóbulo Istúriz, ve a la oposición en un callejón sin salida, al asegurar que ya no tiene tiempo de revocar al presidente Nicolás Maduro con un referendo en 2016, y que en 2017 no tiene sentido cambiar un chavista por otro.

“Este año no va a haber referendo, no les da tiempo. Si hubieran querido, lo hubieran pedido en enero, cuando el presidente cumplió la mitad de su periodo”, afirmó Istúriz, en rueda de prensa durante la XVII Cumbre de Países No Alineados (NOAL), que se celebra en Porlamar, en la Isla de Margarita, en el norte de Venezuela.

El vicepresidente agregó que el tiempo era clave para la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), pero que ésta empezó los trámites tarde para luego decir que se negó el referendo y “formar un alboroto”.

La MUD acusa al poder electoral de ser aliado del gobierno y retrasar el referendo, pues si se hace este año, y Maduro lo pierde, se deben convocar elecciones. 

En cambio, si se celebra después del 10 de enero de 2017 -cuando empieza el cuarto año de mandato- y el gobernante es revocado, sería sustituido por su vicepresidente.

Ante ese segundo escenario, Istúriz señala que no le ha pasado por la cabeza asumir la presidencia, pues está seguro de que Maduro seguirá gobernando hasta enero de 2019, y que, en todo caso, para la oposición “no tiene sentido” un referendo en 2017, pues no podría cambiar el sistema socialista, que es su objetivo.

“Maduro va a seguir siendo el presidente, pongan a quien pongan. Yo soy Maduro, yo soy Diosdado (Cabello), todos somos el mismo. Yo no voy a ser presidente de nada, nosotros no somos individualidades, somos un proyecto político, una revolución”, subrayó.

“No se hace nada quitando un chavista para poner otro chavista. No hacen nada con quitar a Maduro para poner a otro de nosotros, eso no tiene sentido. Para cambiar el régimen, como dicen, tienen que poner a uno de los suyos y eso debe hacerse en un lapso y ya no les dio tiempo”, insistió.

El vicepresidente aseguró además que “no hay peligro de un estallido social” en caso de que no haya referendo este año, como han advertido los dirigentes de la oposición.

“Ya pasó lo peor, ya tocamos piso, vamos mejor. Ya hubiera habido un estallido, pero no. Hay un descontento, porque en una guerra económica sembraron el desabastecimiento y generaron problema, pero eso no quiere decir que la mayoría de la gente sea de la oposición”, manifestó.

Istúriz dijo además sentirse pesimista frente a un posible diálogo porque la oposición no tiene interés en conversar.

La MUD exige un diálogo sobre el referendo, pero Istúriz asegura que los chavistas no pueden dialogar con una oposición que tiene como meta sacarlos del poder, “aunque venga ese diálogo del Vaticano, del cielo o del infierno”.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.