COMPARTE

AFP

El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, advirtió este miércoles a Rusia que apoderarse de la ciudad de Alepo no ayudará a poner fin a la guerra civil en Siria y tal vez radicalice a las fuerzas de oposición.

Kerry hizo estas declaraciones cuando representantes de Estados Unidos, Rusia y de los países vecinos de Siria se reunieron en Ginebra para buscar caminos para alcanzar otro alto el fuego en la guerra civil. Señaló que los bombardeos rusos contra zonas rebeldes eran un error.

Moscú arguye que está apoyando al líder sirio Bashar al-Asad contra “terroristas” vinculados a Al Qaida y culpa a Washington del fracaso a la hora de separar a los rebeldes moderados de los intransigentes.

Pero tras reunirse en Washington con su homólogo surcoreano, Kerry dijo que “cada bomba que lanzan Rusia y el régimen de Asad radicaliza a más y más gente”.  

Tras colapsar el mes pasado una breve tregua pactada entre Estados Unidos y Rusia, el régimen sirio lanzó una gran ofensiva contra la zona oriental de la ciudad de Alepo, controlada por rebeldes, y donde viven unos 250.000 civiles.

“Aunque Rusia y Asad tengan éxito y tomen Alepo, la dinámica fundamental de esta guerra no cambiará”, afirmó Kerry, quien recomendó a Rusia que volviera a comprometerse con la búsqueda de un cese al fuego viable.

Si Rusia cesa sus bombardeos y le ordena a Asad que detenga su ofensiva –argumentó Kerry– entonces los poderes internacionales podrán trabajar en el terreno con los moderados para aislar a los extremistas.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.