COMPARTE

Dayrí Blanco|@DayriBlanco07

Juan Arias fue con cuatro compañeros de clases a cumplir con su deber. Su cédula en mano, en teoría, sería suficiente par convertirse formalmente en votante. Pero no fue así. Las puertas de la dirección regional del Consejo Nacional Electoral (CNE) estaban cerradas. Lo primero que hizo el grupo de jóvenes fue ver la hora. Eran las 10:00 a.m. y aún así no había nadie en el lugar. Tres golpes fuertes a la puerta fueron la antesala para que un militar solo les dijera que debían volver el lunes porque de miércoles a viernes no hay actividad. Además les sugirió que lo hicieran muy temprano porque los cupos de atención eran limitados.

El 15 de junio. Ese es el día establecido por el órgano comicial para cerrar el Registro Electoral (RE) previo a cualquier proceso que se realice este año en el país. En números lógicos se trata de una semana y media de plazo. Pero en la realidad actual significa que quienes no se han inscrito solo tienen cuatro días para hacerlo porque el ente solo labora lunes y martes apegados al plan de racionamiento eléctrico.

Se trata de un cronograma que no fue dado a conocer con las campañas de difusión tradicionales y que implica otra serie de problemas. En Carabobo apenas se admiten 80 personas al día para formalizar su inclusión en el RE o realizar cambios de direcciones. Son 40 votantes en la mañana y el mismo número en la tarde.

Gustavo Harder, responsable juvenil de Voluntad Popular (VP) en la región, detalló que durante 2015 más de un millón de jóvenes quedaron sin inscribirse por la operación “morrocoy” implementada y que durante lo que va de 2016 no se ha llegado ni a la mitad de los 500 mil que pudieron hacerlo el año pasado hasta esta fecha.

Para los 14 municipios del estado solo se cuenta con el punto de la sede regional. “Es deber del CNE establecer diferentes máquinas itinerantes para que se cumpla con el objetivo”. Por eso la dirigencia del partido acudió a la oficina ubicada en el sector Padre Alfonso de Valencia a entregar un documento con una serie de exigencias que, al no ser recibidas por ser un día no laborable, fue pegado en las puertas de la oficina.“Parece que el CNE bajó las santamarías. No quieren validar las firmas para el revocatorio, no hacen las inscripciones como deben ser, hay un solo punto en todo Carabobo y trabajan solo dos días a la semana”.

Entre las peticiones destaca que se establezca una mecánica de publicidad del proceso de inscripción, que se instalen puntos móviles en todo el estado y que se trabaje los cinco días de la semana.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.