Henry Ramos Allup informó sobre la actualidad política del país foto: Saúl Zerpa
COMPARTE

Luis Alejandro Borrero | @LABC7

[email protected]

Sería catastrófico. Se heredaría un país que no fuera otra cosa que un cementerio. Pero es una posibilidad. Henry Ramos Allup, presidente de la Asamblea Nacional, pidió a una audiencia atónita que no se espanten si el Gobierno de Nicolás Maduro llega a 2018, fin natural de su período. “Aún así, en ese espeluznante, dramático y tétrico supuesto, esta legislatura dura más allá”. Y cuando el parlamento se libere de las trapisondas judiciales, de lo que ha definido como un ‘cerrojo’, hará lo que ha venido haciendo hasta ahora, pero esta vez con el aval de los demás poderes.

La presidenta del Tribunal Supremo de Justicia tendrá que pagar con cárcel y de largo lo que le ha hecho a la institucionalidad del país

El Gobierno no quiere hacer elecciones porque las perdería. Pero el país no aguanta más. Son 18 años de saqueos, robos, ineficiencia. Liquidaron 996 mil millones de dólares de renta petrolera. Acabaron con el sistema de producción interna, electricidad, agua. “Quebraron al país y nos dejaron debiendo. Después de ese desguace ¿Puede ser subversivo que digamos que queremos salir de esto, además a través del voto, por las buenas?”. La oposición sí quiere salir del Gobierno, y cuanto antes. “Cada día es peor, se agrava la crisis alimentaria, de medicinas”.

Al revocatorio lo mataron. Fue una estupidez para el Gobierno utilizar siete tribunales estadales para frenar el proceso de recolección del 20%. “Le estábamos tirando un salvavidas al chavismo y lo vieron como una agresión”. Por eso la oposición ahora propone elecciones generales anticipadas como método que resulte de un acuerdo político. Aunque no aparecen en la Constitución, se pueden llegar a acuerdos. “Deberían agradecernos que les estamos proponiendo salidas democráticas y constitucionales”.

Por temores no se puede saltar la Constitución, dijo Allup desde Carabobo este viernes. El Gobierno, sabiendo lo perjudicado que está, no puede impedir que la Constitución funcione.  “Están asustados, pero los choros y narcotraficantes, así sean tu papá, tu mamá… o tu sobrinos tienen que ser enjuiciados y pagar”. De allí siguió a un tema más específico, el de la magistrada Gladys Gutiérrez.

La presidenta del Tribunal Supremo de Justicia tendrá que pagar con cárcel y de largo lo que le ha hecho a la institucionalidad del país. “Que no se vengan a esconder en el género, que el delito no se exime por el sexo de quien lo comete”. Cada que la oposición señala a una mujer como responsable de la crisis. “Misóginos ellos, que tienen a las mujeres venezolanas haciendo cola”. Allup asomó la posibilidad que Gutiérrez abandone su cargo pronto con rumbo a un cargo diplomático, en los que tiene experiencia. “Pero ni que se esconda dentro de la boca de un volcán. Va a pagar. Tenemos incluso grabaciones de una jueza a la que Gladys Gutiérrez le pidió que renunciara porque, y cito textualmente: el Gobierno necesitaba el control absoluto del tribunal”, eso está grabado”, dijo el diputado.

DIÁLOGO: ¿RETIRADA PRONTA?

Coincide rotundo: no hay resultados suficientes. Para el presidente del parlamento, el único poder que no está a merced del Ejecutivo, la oposición debe levantarse de la mesa de diálogo pronto. No sabe cuándo. “No me gustaría dar fecha porque entonces es más angustiante la cuenta regresiva que el evento en sí. La gente empieza a hacer rayas en la pared. Podría ser esta tarde” dijo en conferencia de prensa.

El diálogo se planteó y frente a él estaba toda la comunidad internacional. Las Naciones Unidas, el G7, la Organización de Estados Americanos, Unasur, el Gobierno de EE. UU. y las potencias del mundo. “No son cuentos chinos, ni conchas de ajo. Ellos no lo hacen ni por filántropos, ni porque amen particularmente la tierra del Libertador Simón Bolívar. Lo hacen porque un reventón en Venezuela irradi a la región y más allá. Están pendientes y detrás del diálogo hasta en preservación de sus propios intereses”.

Allup define como una paranoia las acusaciones contra los mediadores, como José Luis Rodríguez Zapatero, expresidente del Gobierno español. “Tú como mediador tienes que ser alguien a quien le cojan el teléfono de lado y lado. Si uno falla y no puedes comunicarte con uno de los bandos, se está perdiendo el tiempo”. Además, los mediadores no ponen la agenda, ni quién tiene la razón, ni la hora. “Son solo mirones de palo que facilitan el encuentro. La agenda, diseños, acuerdos y eventualmente la parada, la determinan los discernientes”. Agregó que la diplomacia del Vaticano es profesional y la oposición confía en ella.

Todas las organizaciones tienen un poco de razón en si deciden sentarse a dialogar o no. Todos tienen razones pertinentes . “Pero hago una reflexión a título personal: ninguno de los problemas que estamos encarando es consecuencia del diálogo, todos son previos. Que puedan encontrarse soluciones con un intercambio de ideas —que puede o no dar resultados—, había que hacer el intento”. En eso, Allup no compromete ni a la Unidad, ni a su partido, Acción Democrática. “Tú te sientas, a buscar resultados, si no los tienes, te paras y te vas. Eso tampoco es un ejercicio a ver quién tiene los glúteos más fuertes y aguanta más sentado. Pero que nadie diga mañana que te negaste a la posibilidad porque respondiste a una opinión pública que, hagas lo que hagas, te va a criticar”.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.