(Foto Referencial)
COMPARTE

El Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos (USACE, por sus siglas en inglés) y la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) trabajan para proveerle agua potable a 100.000 residentes de la zona oeste de Puerto Rico, luego de quedar sin el servicio tras el paso del huracán María.

Y es que según detalló el USACE hoy en un comunicado de prensa, durante las pasadas semanas sus oficiales se movilizaron al oeste de la isla y, tras varios días de trabajo, le proveyeron el servicio de agua a 70.000 residentes de Isabela y Quebradillas.

También trabajan en los alrededores del Lago Guajataca, en San Sebastián, donde se ubica una represa que casi colapsa días después del paso del ciclón, para proveerle agua potable a 30.000 residentes.

Ante el peligro, el USACE rápidamente se movilizó para ayudar en los esfuerzos de estabilización de la represa y proveer expertos técnicos en respuesta a la petición de asistencia de la Autoridad de Energía Eléctrica, dueños y operadores de la represa.

Allí, oficiales de la Marina y la Infantería de la Marina de EE.UU. colocaron 500 barreras “jersey”, mientras que el Ejército colocó 1.300 súper sacos para rápidamente detener la posible erosión futura al aliviadero, explicó el capitán Kenneth Skillman IV, oficial para la represa de Guajataca, en el comunicado.

“Continuamos los esfuerzos de estabilización con entregas de escollera y piedras de gaviones en camiones de descarga”, detalló Skillman IV.

Agregó que mientras se trabajó con el aliviadero, simultáneamente se instalaban 12 bombas de desagüe entregadas por la Fuerza Aérea estadounidense para reducir el nivel de agua en la reserva y restablecer el suplido al canal de distribución que mide 27 kilómetros.

De acuerdo a Skillman, normalmente una tubería de 1,37 metros lleva agua de la reserva a la planta de tratamiento, pero la tubería tuvo grandes daños durante la falla del aliviadero.

Recientemente, la AAA colocó una bomba, un generador y otro equipo necesario a la planta de tratamiento de agua ubicada en la represa, con la esperanza de extraer agua del canal y bombearla a la planta de tratamiento de agua.

Una vez procesada, el agua se distribuirá a las comunidades cercanas al lago.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.