COMPARTE


Dos audiencias han sido diferidas sin razón alguna. (Foto Archivo/El Carabobeño)

Basyl Macías || bmacias@el-carabobeno.com

Cuatro meses han pasado desde la detención del joven universitario Andrés León, sin que hasta ahora se haya celebrado su audiencia preliminar. Sus abogados defensores exigen que se respete y se cumpla la ley.

Eliécer Jiménez, miembro del Frente de Víctimas contra la Represión y del Foro Penal en Carabobo, aseguró que no se trata de un delincuente, sino un preso político del Gobierno nacional.

El abogado exhortó al Tribunal de Control Nº 2 del Estado Carabobo, a cargo de la jueza Mariela Jiménez, a que fije cuanto antes, una nueva fecha para la audiencia preliminar, dado que las dos anteriores, el 8 y 29 de agosto, respectivamente, fueron diferidas sin explicación alguna.

El joven de 22 años, estudiante del primer año de Derecho en la Universidad de Carabobo, fue detenido por efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana e imputado por los delitos de resistencia a la autoridad, agavillamiento e instigación a delinquir, por los hechos ocurridos en Tazajal el lunes 5 de mayo, en Naguanagua. Permanece detenido en la Comandancia de Navas Spínola.

Naileh Gerezano, madre de Andrés León, dijo en rueda de prensa que no entiende lo que pasa, cuál es el inconveniente que hay, ni por qué su hijo continúa detenido. “El es inocente. Esto parece un ensañamiento, y ya es hora de que salga libre”.

La madre refirió que Andrés no es un dirigente político, ni merece estar privado de libertad, dado que su delicado estado de salud continúa siendo de diagnóstico reservado. “En reiteradas oportunidades, por recomendación de la médico forense, se ha pedido su traslado a una clínica, para tratar su cardiopatía interventricular (CPC) lo cual hasta ahora le ha sido negado, esta vez por parte de la jueza Domínguez”.

El joven ha presentado, desde fiebres recurrentes hasta problemas estomacales, y se presume que pudiera ser producto de alguna infección. También mantiene una mononucleosis activa. “Por ello me preocupa que pueda sufrir nuevamente una pericarditis severa”.

El defensor criticó que el Ministerio Público con este caso no ha sido tan diligente como lo ha hecho para acusar a personas inocentes y abrir procedimientos judiciales, violando sus derechos humanos.

Jiménez recordó que Andrés León al momento de su detención fue presuntamente torturado, por guardias del Destacamento Nro. 24, y luego recibió una golpiza en medio de una riña en las celdas de Poli-Carabobo. “Esa fue la primera vez que se pidió su traslado a una clínica, lo cual fue negado por el anterior tribunal Nº 9, a cargo de la jueza Iliana Valbuena, quien desde entonces “se inhibió”. ¿Dónde está la investigación del Ministerio Público en este caso? Aquí hay un silencio sepulcral, el cual no les conviene indagar para establecer responsabilidades”, acusó Jiménez.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.