COMPARTE

EFE

Dos explosiones casi simultáneas, a todas luces causadas por terroristas suicidas, convirtieron una marcha por la paz en
Turquía en un escenario de guerra en el centro de Ankara
, con al menos 86 muertos y más de 150 heridos.

Miles de
personas se estaban congregando ante la estación de trenes de la capital turca,
el lugar habitual para iniciar manifestaciones en esta ciudad.

En medio
de cánticos, bailes y bromas en una soleada mañana de sábado 2 potentes
explosiones sucesivas desataron el pánico entre los congregados, incluidos
numerosos periodistas.

Las
detonaciones fueron tan fuertes que hicieron estallar las gruesas ventanas del
edificio ferroviario y, en segundos, cientos
de personas, quedaban salpicadas por una lluvia de restos de cuerpos humanos
.

Se trataba de un atentado suicida, posiblemente
perpetrado por 2 personas con cinturones explosivos.

El pánico
se apoderó de la muchedumbre en cuestión de segundos, aunque muchos
participantes en la marcha intentaban calmar la situación para evitar una
estampida, que hubiera causado aún más víctimas.

De las 2 bombas, una fue detonada en medio de un
grupo de ciudadanos sin identificación política, y la otra, cercana a un punto
donde ondeaban banderas y pancartas del HDP
, el partido de la izquierda kurda, y de varias agrupaciones marxistas.

La marcha
había sido convocada por el Colegio de Ingenieros, el Colegio de Arquitectos,
el sindicato de funcionarios KESK y el sindicato izquierdista DISK.

Sin
embargo, la marcha contaba también con el apoyo de otros grupos, entre ellos
las mayores asociaciones de prensa, que la respaldaban en protesta por
recientes detenciones de periodistas.

Reacciones

El presidente de Turquía, el islamista Recep Tayyip Erdogan, condenó el atentado suicida perpetrado en
Ankara contra una manifestación de izquierdas.

Erdogan condenó el atentado como un “abominable
ataque contra la unidad y convivencia, sin embargo, no se distingue en nada de
los actos de terror contra ciudadanos inocentes, funcionarios, policías y
soldados”,
en referencia a los ataques del ilegal Partido de los
Trabajadores de Kurdistán (PKK).

Agregó
que deben trabajar todos juntos para esclarecer los atentados y conocer los
responsables lo antes posible, para entregarlos a la justicia.

El Gobierno en funciones, encabezado por el partido islamista AKP, ha nombrado a 5 fiscales para investigar el
ataque
, informó la emisora NTV, aunque todavía no se ha pronunciado sobre
sus posibles causas.

El
partido de la izquierda prokurda HDP, por su parte, ha subrayado la similitud
de este atentado con la bomba colocada en un mitin de este partido en
Diyarbakir,  2 días antes de las
elecciones del 7 de junio, y con la masacre de Suruç el 20 de julio.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.