COMPARTE

Sara Pacheco

El pavimento se pierde en la entrada de Villa Florida III, urbanismo al sur de la ciudad. La carretera luego del distribuidor de Los Caobos, se transforma en tierra. Escombros han tratado de cubrir los huecos y el terreno irregular, pero las lluvias no mantienen el cometido. 

Vecinos cercanos han intentado arrojar aceite quemado para unificar la tierra, pues el polvo molesta a los habitantes de edificios cercanos. Lo cierto es que la calle presenta gran dificultad para el desplazamiento de los conductores. Dennys Peralta, quien trabaja en un comercio de repuestos, estimó que el problema asciende los dos años. 

Alexander Briceño debe transitar al menos 10 veces al día por la zona, pues trabaja y vive cerca. Contó que la meseta de su camioneta marca Chevrolet, modelo Silverado del 78, se ha dañado varias veces. Lo mismo sucede con autobuses u otros vehículos particulares. 

Peralta explicó que las piezas que mayor sufren son los amortiguadores, tren delantero, muñones y los cauchos. Hoy día un amortiguador, si se consigue, se mantiene entre 15 y 20 mil Bs. Un vehículo necesita cuatro. La reparación del tren delantero equivale a Bs 30 mil y los cauchos en el mercado negro, dependiendo del tamaño, se ofertan desde Bs 20 mil. 

Los desechos también invaden el sector. El camión del aseo urbano pasa con frecuencia, de acuerdo a los residentes, pero la vía se mantiene como un pequeño botadero. Cauchos, botellas de plástico y restos de basura que se han quedado en el sitio, completan el escenario.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.