COMPARTE


Caracas y Acapulco ocuparon la segunda y tercera posición. (Foto Archivo)

EFE

La ciudad hondureña de San Pedro Sula es por cuarto año consecutivo la ciudad más violenta del mundo, seguida por la capital venezolana, Caracas, y el puerto mexicano de Acapulco, según una lista elaborada por una organización no gubernamental mexicana difundida hoy.

Con una tasa de 171,20 homicidios por cada 100.000 habitantes en 2014, San Pedro Sula encabezó nuevamente la clasificación de las 50 ciudades más violentas del mundo que cada año realiza el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal.

“El ranking (que se publicó por primera vez en 2008) sí tiene una utilidad; es un trabajo político que sirve a la autoridad y la sociedad civil para ver cómo están, si están bien o mal, y haya compromisos de la autoridad a bajar la tasa de homicidios”, explicó el presidente de la ONG, José Antonio Ortega, en conferencia de prensa.

Caracas y Acapulco ocuparon la segunda y tercera posición, al igual que en 2013, con tasas de 115,98 y 104,16 homicidios por 100.000 habitantes, respectivamente.

De la lista de las 50 ciudades más violentas, 19 se ubican en Brasil, 10 en México, cinco en Colombia, cuatro en Venezuela, cuatro en Estados Unidos, tres en Sudáfrica y dos en Honduras y con una ciudad se ubican El Salvador, Guatemala y Jamaica.

El reporte, que toma en cuenta únicamente los homicidios dolosos en poblaciones de más de 300.000 habitantes, indica que la mayoría de las 50 ciudades más violentas del mundo se ubican en el continente americano (47) y en particular en América Latina (43).

Sobre Acapulco indicó que “tiene que haber políticas públicas más claras, una señal clara de que el Gobierno está entendiendo el problema y que se debe castigar a los políticos coludidos con el crimen organizado”.

Afirmó que al Gobierno mexicano le están “faltando voluntad y claridad, y señales de esperanza hacia la población”.

Ortega, encargado de la presentación, lamentó que a la lista de 2014 hayan ingresado las ciudades brasileñas de Teresina, Porto Alegre y Curitiba, y la mexicana Ciudad Obregón.

Asimismo, se congratuló de la salida de Santa Marta (Colombia), San Juan (Puerto Rico), Maracaibo (Venezuela) y Puerto Príncipe (Haití) que figuraron en 2013. Esas cuatro ciudades tuvieron tasas inferiores a la de Cuernavaca (México), que con 25,45 homicidios por 100.000 habitantes ocupó el lugar 50.

Por otro lado, las disminuciones más significativas fueron las de las ciudades colombianas y mexicanas. La mayor reducción de un año a otro se registró en Torreón (México), del orden del 49 % al pasar de una tasa de 54,24 en 2013 a 27,81 en 2014.

Subrayó que el caso de mayor reducción de homicidios en los últimos años es el de Medellín (Colombia). “En 2010 Medellín ocupó la décima posición con una tasa de 82,62 homicidios, pero en 2014 bajó hasta la posición 49 con una tasa de 26,91; en cuatro años la tasa descendió un 67 %”, apuntó.

“Colombia limpió a su policía y limpió a sus instituciones políticas y públicas y castigaron a quienes colaboraron con el crimen organizado, algo que en México no se ve. De mantenerse esta tendencia es casi seguro que en 2015 Medellín saldrá de la lista”, dijo Ortega.

En tanto, los incrementos más significativos se produjeron en la ciudad estadounidense de St. Louis (46,27 %) y la salvadoreña San Salvador (36,79 %).

Sobre la metodología y las fuentes del ranking, Ortega explicó que se recurrió a fuentes de información oficial de todos los países y a las cuales se tiene acceso por internet.

El documento está en la página web del organismo en inglés, portugués y español.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.