COMPARTE

Dayrí Blanco

Maduro se apuntó un plan más a su lista. Esta vez pocos esperan con expectativas los anuncios que se harán dentro del decreto de emergencia económica anunciado por el Presidente de la República. Se trata de una medida que debe ser bien estructurada y que no funcionará en medio de un clima de controles y persecuciones que no genera confianza. 

Las prioridades deben estar claras. Generar políticas que  permitan a las empresas tener acceso a la materia prima y la reactivación de las mil 200 compañías que fueron expropiadas y nacionalizadas y están actualmente improductivas, deben ser los primeros puntos a resolver con este decreto, resaltó Damiano Del Vescovo, presidente de Fedecámaras Carabobo. 

De ser así medidas en 18 meses se lograría mejor presencia de productos en los anaqueles, lo que tendería a la normalidad progresiva del abastecimiento de acuerdo a la demanda nacional. Pero si reina el discurso represivo y de persecución es poco lo que se podrá alcanzar. “Se debe respetar el derecho a la propiedad, el capital y el trabajo, a fin de generar  la confianza necesaria que permita estimular las inversiones nacionales y extrajeras”. 

Tras 2 años de petición del sector privado es la primera vez que desde el Ejecutivo se anuncia un decreto de emergencia. Hace poco más de un año, el 30 de diciembre de 2014 Maduro había avisado sobre el lanzamiento de un programa de recuperación de la economía que se haría en “tres escalas”, según explicó, a 6 meses, dos y cuatro años, en el que se incluía un nuevo sistema de cambio y la “optimización” del gasto público. Pero nada de eso sucedió. En ese entonces apuntó que el “Estado mayor del plan de recuperación económica”, sería dirigido por él mismo y coordinaría todas las acciones. Ningún avance se conoció en esta materia. 

Del Vescovo insistió en la repatriación de los capitales venezolanos y la cancelación de la deuda con todos los proveedores internacionales, para que se reactive la economía y las importaciones de bienes y servicios. 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.