COMPARTE


Con el nuevo método no quedaría “prácticamente nada” de los restos. (Foto Archivo/AFP)

EFE

Las posibilidades de identificar 16 restos calcinados que pueden corresponder a los estudiantes desaparecidos en el sur de México en septiembre se redujeron después de que forenses de Austria no hallaran material genético suficiente para analizarlo bajo métodos rutinarios.

Por ello, los expertos del Instituto de Medicina Forense de la Universidad de Innsbruck utilizarán una técnica que consideran más prometedora, si bien implica el riesgo de que “los extractos de ADN sean consumidos sin obtener ningún resultado adicional”.

La Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía) informó este martes en un comunicado que había accedido a la utilización de la nueva técnica, cuyos resultados podrían tardar al menos tres meses.

Los métodos rutinarios de análisis de ADN no pudieron emplearse debido al calor excesivo al que fueron sometidos los restos, incinerados por integrantes del cártel Guerreros Unidos, según el testimonio de tres miembros detenidos de esta organización.

Así, los forenses recurrirán a la Secuenciación Masivamente Paralela (MPS, por sus siglas en inglés) para identificar los 16 restos que la fiscalía rescató de un basurero de Cocula, donde los delincuentes afirman que asesinaron y quemaron a los 43 estudiantes desaparecidos hace casi cuatro meses en Iguala.

La Secuenciación tiene especificaciones técnicas “más prometedoras que cualquier otro método de identificación genética molecular existente”, indicaron los expertos en un informe entregado a la Procuraduría, en el que también advirtieron del riesgo de esta técnica.

“Estamos hablando de que (con este método) no quedaría prácticamente nada, eso va a impactar en las víctimas”, dijo el abogado de los familiares, Vidulfo Rosales, tras conocer por los medios de comunicación la información divulgada por la PGR.

“No se nos notificó nada al respecto”, lamentó el letrado tras recordar que el Gobierno se había comprometido a informar primero a los familiares de los avances de la investigación sobre el caso.

Esta información “impacta en los familiares de los desaparecidos”, apuntó Rosales, quien consideró “una falta más de la PGR” contra las víctimas.

En tanto, el fiscal mexicano, Jesús Murillo, dijo que los resultados de los forenses de Innsbruck no debilitan la investigación en torno a la desaparición de los estudiantes.

“Desde el principio se dijo que era muy difícil, por el grado de calcinación (de los restos hallados en Cocula), que pudieran corroborarse todas (las identidades de los jóvenes)”, afirmó.

El hecho de que los forenses hayan corroborado la identidad de uno de los jóvenes desaparecidos a partir de los restos encontrados en Cocula “es una comprobación plena de que uno de los estudiantes fue asesinado”, pero “no es la única, hay muchas más (evidencias)”, aseveró.

El laboratorio de Innsbruck confirmó en diciembre pasado que uno de los restos que el Gobierno le entregó corresponden a Alexander Mora, uno de los 43 alumnos de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa.

El Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), que participa en la investigación, precisó entonces que si bien corroboró los resultados de los expertos austríacos, “no fue testigo del hallazgo del fragmento que culminó en esta identificación”.

El ministro de Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier, ofreció hoy al canciller mexicano, José Antonio Meade, ayuda en las tareas de identificación durante una reunión que sostuvieron en Berlín.

Según la versión oficial, el pasado 26 de septiembre policías locales atacaron a tiros a los estudiantes por órdenes del entonces alcalde de Iguala, José Luis Abarca, para evitar que interrumpieran un mitin de su esposa, María de los Ángeles Pineda, y causaron la muerte de seis personas y heridas a otras 25.

Además, los policías capturaron a los 43 normalistas y los entregaron a miembros de Guerreros Unidos, quienes presuntamente los asesinaron e incineraron en un basurero de Cocula, una versión en la que no creen los familiares.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.