COMPARTE

EFE

El ministro de Exteriores iraní, Mohamad Javad Zarif, apostó hoy por aplicar el modelo de las negociaciones nucleares de su país con Occidente a Oriente Medio en general y a la guerra civil en Siria en particular.

Zarif realizó estas declaraciones al intervenir en la Conferencia de Seguridad Múnich (MSC), el denominado “Davos de la Defensa”, que se celebra entre hoy y el domingo y se centra en el conflicto en y en torno a Siria.

“Estamos preparados para trabajar con Arabia Saudí”, aseguró Zarif.

A juicio del jefe de la diplomacia iraní, quien lideró el equipo negociador de Teherán en el conflicto nuclear, no hay nada que impida que Irán y Arabia Saudí trabajen “juntos por un futuro mejor para todos” en Oriente Medio porque tienen, además de un “destino común”, una serie de “retos comunes, amenazas comunes”.

Entre estas últimas, Zarif destacó el terrorismo yihadista y el repunte de la violencia sectaria entre suníes y chiíes.

Pero para eso es preciso en primer lugar cambiar el paradigma imperante, del actual estado de confrontación entre Riad y Teherán, de los acuerdos de “suma cero”, a una perspectiva cooperativa en la que todos ceden para obtener a cambio ganancias.

En su opinión, se podría empezar con un proceso similar a la Conferencia de Helsinki en Europa, un acuerdo basado en la inviolabilidad de las fronteras, la no injerencia en asuntos internos y la soberanía nacional.

Luego se podrían dividir los asuntos a negociar, para favorecer los avances concretos en ciertas áreas.

Sobre la guerra civil en Siria, el ministro iraní se mostró convencido de que Riad y Teherán comparten su objetivo de conseguir un país estable, libre de terrorismo, multirreligioso y multiétnico, pero insistió en que sean los sirios quienes decidan su destino.

La MSC se centra en su 52ª edición en Siria y las tres vertientes de su crisis -guerra civil, catástrofe humanitaria y el grupo Estado Islámico- aunque también pretende analizar otros asuntos, como el conflicto en el este de Ucrania, la situación de China, la amenaza del terrorismo yihadista global y las diferencias entre Rusia y la OTAN.

En Múnich están presentes, entre unos 30 jefes de Estado y de Gobierno y 70 ministros, el secretario de Estado de EEUU, John Kerry; el presidente ucraniano, Petró Poroshenko, y el primer ministro ruso, Dmitri Medvédev. 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.