COMPARTE


“¿Cómo acudir a un ente a defenderme sin saber de qué se me acusa?”, se preguntó. (Foto El Carabobeño)

Alfredo Fermín | afermin@el-carabobeno.com

El secretario de la Universidad de Carabobo, Pablo Aure respondió a quienes le aconsejan que se entregue. Dijo que no lo hace porque no sabe cuál es la causa por la cual lo persigue el Sebin y argumentó que en el caso de existir algún expediente, debería conocerlo para defenderse.

“¿Cómo acudir a un ente a defenderme sin saber de qué se me acusa?”, se preguntó Aure. “Quizá después de estas declaraciones, aparezca algún expediente, fabricado en el basurero de las mentiras”.

Aure calificó la persecución que le tiene el Sebin de inclemente e inconstitucional por cuanto no existe orden de captura. “No hay expediente, no sé cuál juez lleva la causa. Es más, no sé si existe causa. Solo me consta que me quieren tras las rejas”.

Los funcionarios del Sebin -insistió el secretario de la Universidad de Carabobo- parece que no conocen o no les importa lo que establece al artículo 25 de la Constitución, según el cual todo acto dictado, en ejercicio del Poder Público, que viole o menoscabe los derechos constitucionales y por la ley, es nulo. “De tal manera que, los funcionarios públicos, que lo ordenen o ejecuten, incurren en responsabilidad penal, civil y administrativa, según los casos, sin que les sirvan de excusa órdenes superiores”.

Aure advirtió que si alguien mandó a detenerlo, la orden es inconstitucional y nula porque, quien dicta la detención en un país democrático, es un juez. “Desgraciadamente, algunos funcionarios están allí no para proteger al Estado sino para satisfacer el morbo de ciertos gobernantes que me quieren ver tras las rejas. Con el Sebin hemos regresado a tiempos de la Seguridad Nacional cuya misión fundamental era perseguir a los políticos. A los carabobeños les pido que no abandonen la lucha, que nada los detenga. Que a lo único que deben temerle es al de perder las esperanzas de vivir en democracia. Los derechos se reclaman y se ejercen con la fortaleza de nuestras convicciones”.

El dirigente universitario manifestó que es difícil luchar sin dar la cara, pero sigue aferrado a sus ideales. “Los venezolanos nos merecemos un país donde hacer política no sea un acto criminal, como lo es hoy. Ojalá pronto superemos esta difícil situación, pero insisto: tengo mucha fe en ver un país donde todos quepamos y donde todos tengan las mismas oportunidades de superación. Claro que con perseverancia lo lograremos. No es el momento de las individualidades o hacer cálculos personalistas, es el tiempo de la unidad, de comportarnos como mosqueteros de la libertad”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.