(Foto Archivo)

EFE

Los pilotos de la aerolínea lusa TAP anunciaron la convocatoria de diez días de huelga, del 1 al 10 de mayo próximos, en protesta por el incumplimiento, por parte de la compañía y el Gobierno, de los acuerdos que alcanzaron el pasado diciembre.

“El Gobierno pretende excluir ilegítimamente a los pilotos del proceso de privatización” de la aerolínea, denuncia el Sindicato de Pilotos de Aviación Civil (SPAC) en el comunicado en el que anuncia los paros acordados tras la asamblea celebrada esta tarde.

Los pilotos añaden en la misma nota que están dispuestos a “desconvocar la huelga” en el momento en el que se garanticen “de forma inequívoca” sus derechos, en virtud de los acuerdos alcanzados en diciembre, que permitieron dar marcha atrás a otros paros que habían sido convocados para la Navidad.

Los pilotos aseguran que el Gobierno y los responsables de la compañía se desdicen del pacto alcanzado entonces.

Concretamente, el sindicato acusa a sus interlocutores de rechazar ahora el pago de complementos en contratos sénior que fueron suspendidos en 2011.

En su opinión, este cambio de postura se debe a un intento de “revalorizar artificialmente” la empresa ante los potenciales inversores y encubrir las “pérdidas exorbitantes” que arrastra el grupo TAP, que además de la aerolínea incluye otras empresas del sector aeronáutico con importantes deudas.

Los cuatro días de huelga que habían anunciado en diciembre los sindicatos de TAP para protestar por la privatización de la compañía llevaron entonces al Gobierno luso a decretar la intervención civil de la misma, un mecanismo extraordinario poco utilizado en Portugal que obliga a los empleados a presentarse en su lugar de trabajo bajo castigo penal si no lo hacen.

De los doce sindicatos convocantes, nueve de ellos acabaron por retirarse tras llegar a un acuerdo con el Ejecutivo para negociar algunas de las condiciones de la venta de TAP, mientras que los tres restantes mantuvieron la movilización pero recomendaron a sus afiliados ir a trabajar, lo que en la práctica permitió a la aerolínea funcionar con normalidad.

El anuncio de la convocatoria de una nueva huelga para mayo se produce tan solo horas después de que mismo, el presidente de la española Globalia -propietaria de la línea aérea “AirEuropa”-, Juan José Hidalgo, revelara que la empresa renunció a pujar por TAP debido precisamente a su elevada deuda.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.