COMPARTE

Litzy Sanz Nava || lsanz@el-carabobeno.com

Un
largo recorrido e interminables filas deben hacer los habitantes de Puerto
Cabello para lograr conseguir alimentos, productos de limpieza, pañales y de
aseo personal, ante la escasez reinante en los establecimientos comerciales de
la jurisdicción.

Mientras el Gobierno nacional advierte insistentemente en una
guerra económica orquestada por grupos que les adversa y el mandatario
municipal porteño le declara la guerra a revendedores de oficio, los
consumidores locales permanecen cuatro horas en cola para comprar ocho latas de
atún a precio regulado.

El hacerse de un bien de consumo alimenticio básico a precio
regulado es solo el primer paso, porque el otro es buscar en que trasladar la
compra. El costo de la bolsa para llevarse  los productos adquiridos a
casa ya va por ocho bolívares en la capital porteña. Pero  en algunos supermercados pretenden vender hasta las recicladas  a Bs. 5.

“Si hay cola es porque van a sacar algo”

En  muchos establecimientos  las colas de compradores
para obtener artículos se engrosa con el
llegar de personas que, independientemente del producto que se vaya a
vender,  están dispuestas a adquirirlos para aumentar el stop disponible en la alacena.  

Si hay cola es porque hay van a vender un producto, apuntó Rosalio Vásquez. Tras
cinco horas de molestia, impotencia y cansancio son las reacciones recurrentes
de los clientes que llegaban a las afueras de los
locales tras una larga espera en fila para obtener dos kilos de azúcar en un
supermercado de esta ciudad.

Aunque organizados, la presencia de efectivos militares y
funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional los excesos
continúan, así como las confrontaciones entre quienes realizan la cola.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.