COMPARTE

Luis Alejandro
Borrero | lborrero@el-carabobeno.com

 

El relato fue desgarrador. Joselyn Prato de 24 años
—contextura delgada, cabello rubio — se paró en el tribunal, y contó la
tragedia que vive en la penitenciaría de Coro. Está presa desde hace 63 días. Ha sido obligada a comer espagueti con
gusanos y comida en descomposición
.

La estudiante de ingeniería petrolera de la Unefa está
recluida junto con su hermano: Johan Prato de 26 años. El pasado 21 de agosto
en el islote Cayo Sal fueron apresadas cinco personas tras un abucheo masivo
contra la ministra de Turismo Marlenys Contreras, quien también es esposa de
Diosdado Cabello. El expediente está en el tribunal segundo del Circuito Penal
de Falcón, extensión Tucacas.

“Joselyn mostró en el
tribunal cómo tenía la cara, igual que el día de la detención: tiene el pómulo
morado y sangra debajo del ojo. No ha recibido atención médica”
, denunció indignado el abogado defensor y
coordinador del Foro Penal, Luis Armando Betancourt.

Las visitas se hacen una vez al mes, relató conmovido un
familiar de los Prato. En el anexo femenino no se permite que les lleven
comida. El estado de salud de Joselyn es
precario: sufrió una fractura en el brazo y aún presenta sangrados por el
recto, por la golpiza que recibió durante la detención.

De los cinco detenidos, solo quedan los hermanos en prisión.
El Carabobeño conoció en exclusiva que
la madrugada de este jueves fue liberado Gian Doménico Certo Suárez.
Los
otros dos detenidos: Carlos Arellano y Yolmer Roa, con defensores públicos, ya
estaban en libertad. 

La audiencia preliminar de los jóvenes se tenía prevista
para este miércoles. No se realizó por falta de convocatoria a la ministra, el
viceministro y el presidente del Instituto Nacional de Inparques. Pero algo que
resulta ilógico: “El Ministerio Público no consignó en el expediente la
dirección del domicilio de los funcionarios”.

Los únicos asistentes a la audiencia fueron dos funcionarios
que estaban en el islote. Ellos alegan
ser víctimas de los hermanos Prato, por supuestos rasguños y ofensas verbales.

Betancourt cuestionó que solo quienes tenían defensores públicos fuesen
liberados, es un claro signo de retaliación contra el Foro Penal venezolano.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.