COMPARTE


Aure dijo que el dinero no alcanza para cubrir las necesidades básicas. (Foto Archivo/El Carabobeño)

Luisa Quintero

Los cambios o transformaciones no se dan mientras las personas que lo necesitan sean pasivas, por lo que en 2015 el gran reto de año nuevo es cambiar modelo que ha envilecido a la población, destacó Pablo Aure, integrante del movimiento Carabobo se Respeta.

Hemos pasado de ser un país donde no existía escasez y la inflación era soportable, a tener un pueblo haciendo colas y recorrer sitios en búsqueda de alimentos y productos de primera necesidad, comentó Aure. “El dinero que se gana cada día que pasa alcanza menos para cubrir las necesidades básicas”.

El secretario de la Universidad de Carabobo explicó en su blog que la población sabe que como nación estamos muy mal, y que ya hemos colapsado, no tenemos una alternativa distinta a la de unir nuestras voces para comenzar el nuevo año exigiendo la renuncia de quienes representan todos los poderes públicos. “No se trata de cambiar de bandos sino de lograr un respeto de principios básicos y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos a través del fomento del trabajo”.

Respuesta Universitaria

Aure exhortó a la población a comprender que desde las universidades se debe diseñar el camino a seguir, además de impulsar la educación para lograr el progreso y la libertad. “En un universitario la pasividad debe ser condenable porque nosotros somos los primeros llamados a aportar soluciones a los problemas de la nación, y Venezuela está sumergida en un inmenso problema”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.