COMPARTE


Así lo dejó claro de forma enfática Damiano Del Vescovo. (Foto Archivo El Carabobeño)

Dayrí Blanco

Las propuestas surgidas de las reuniones entre el sector automotor y representantes del Gobierno nacional no son suficientes para solventar la crisis que atraviesan las ensambladoras y empresas de autopartes del país. La medida más importante que debe tomar el Ejecutivo es darle un freno a la importación de vehículos e implementar incentivos efectivos a la producción nacional.

Así lo dejó claro de forma enfática Damiano Del Vescovo, presidente de Fedecamaras Carabobo. Para él no basta con la congelación de despidos de trabajadores, cuya causa sea la baja producción, ni la agilización de subastas a través de Sicad I. Es momento de presentar soluciones concretas a través de la creación de una política económica que sea coherente con el tipo de cambio.

El flujo de dólares para el sector debe ser constante y permanente, no esporádico. Además, instó a generar una política automotriz de cero importaciones, que incentive la producción interna y que no favorezca la traída de carros chinos ni de otro país, mientras se recupera la industria.

””




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.